Ké Huelga Radio

Respuesta a Rosaura Ruiz - Directora de la Facultad de Ciencias UNAM

Lunes 14 de septiembre de 2015

A la comunidad de la Facultad de Ciencias

A los centros de Derechos Humanos

A la comunidad de la UNAM

Quienes suscribimos esta carta nos pronunciamos en contra de la revictimización y la violencia institucional que las autoridades de la Facultad de Ciencias, en particular la directora, la doctora Rosaura Ruiz Gutiérrez, y la secretaria académica, la doctora Catalina Elizabeth Stern Forgach, han realizado en contra de quien se atrevió a denunciar la violación sexual que sufrió de Víctor Hugo Flores Soto, alias el Cathán.

Denunciamos el tratamiento que se le ha dado al caso, concretamente en una carta dirigida a la comunidad de la Facultad de Ciencias emitida por la directora de dicha facultad, a través de la Secretaría de Comunicación. La misiva tiene el objetivo de propiciar un ambiente hostil hacia la denunciante en su entorno académico, invade la privacidad y comete discriminación de género contra la afectada.

El pasado viernes 4 de septiembre de 2015 por medio de la Secretaria de Comunicación y Cultura de la Facultad de Ciencias, la directora envió un pronunciamiento en relación a los sucesos denunciados el 28 de agosto de 2015, en éste difunde sólo la versión del agresor, no comprobable en el acta penal. Además, hace afirmaciones falsas y minimiza el suceso aduciendo que la afectada se encontraba incapacitada para defenderse de la violación “debido a una importante intoxicación alcohólica”. Con el objetivo de restarle veracidad a la denuncia, da a conocer de manera parcial el testimonio de la alumna, donde señala al otro agresor que cometió el mismo delito y que en ese entonces formaba parte del grupo de amigos de Víctor Hugo Flores Soto, y que también es asociado al Instituto de Ciencias Nucleares; ambos se desempeñaban como ayudantes en la Facultad de Ciencias.

Por otro lado, la misiva muestra información equivocada, toda vez que la afectada sí aceptó el apoyo terapéutico de ESPORA, el cual fue ofrecido casi cinco meses después del acta de hechos levantada y tras reiterados intentos de la afectada para conocer el proceso de su denuncia, la cual había sido omitida y no había tenido respuesta.

Parte de las omisiones de las autoridades fue no citar a declarar a los testigos ofrecidos por la denunciante. El acta de hechos en la Facultad de Ciencias tiene más de diez meses que fue interpuesta y desde entonces no ha habido una respuesta clara. Además de lo anterior, nos seguimos preguntando: ¿por qué las autoridades de la Facultad de Ciencias no dieron a conocer la versión de la afectada que está suscrita en el acta de hechos?, ¿por qué no señalan que Víctor Flores Soto, el Cathán, le ofreció una bebida que presumiblemente contenía droga y que él aprovecho ese estado para abusar de ella?

El mensaje de las autoridades de la Facultad de Ciencias es muy lamentable porque imposibilita la cultura de denuncia en la Universidad y fortalece la cultura de la violación. Además, emite el mensaje velado de “Si denuncias, te exhibimos”. Cabe destacar que aunque la afectada hubiera tenido un estado de embriaguez, como afirman el Cathán y la directora de la Facultad de Ciencias, está en su pleno derecho y, en todo caso, eso no justifica la violación que cometió Víctor Hugo Flores Soto. Es tan absurdo como culpar a una mujer de su violación por vestir minifalda, pues, en realidad, el único responsable de una violación es el propio violador. Por esa razón, el delito cometido merece ser sancionado en la Universidad y con ello preservar el respeto de los Derechos Humanos dentro de la UNAM.

Al presentar información falsa con base en la versión del agresor, se naturaliza la violación y se refuerza la cultura de la violación de la que son víctimas todas las mujeres, no sólo las universitarias. Además, al hacer pública información reservada al Jurídico de la Facultad de Ciencias, se cometen graves violaciones a los Derechos Humanos. Por lo anterior, condenamos la segunda victimización hacia la denunciante.
Por otro lado, la misiva criminaliza la protesta legítima que nuestra Colectiva Red No Están Solas tuvo que emprender ante la injusticia y violencia de género que es tolerada.
Nosotras sí le creemos a la denunciante y nosotras no minimizamos los crímenes que se comenten entre universitarios, tengan lugar dentro o fuera de las instalaciones de la universidad. Nosotras manifestamos CERO tolerancia a la violencia de género en la UNAM.

Exigimos que cesen las hostilidades hacia nuestra compañera por parte de las autoridades de la Facultad de Ciencias y pedimos que se garantice el acceso a la justicia, porque NO es NO dentro o fuera de la universidad.

Exigimos la expulsión definitiva de la UNAM de Víctor Hugo Flores Soto, porque consideramos que su actuación no es digna de un universitario, es ajena a los valores que promueve la universidad, además de que tener dentro de las aulas a una persona que ejerza violencia contra las mujeres pone en riesgo a toda la comunidad universitaria.

Exigimos una disculpa pública por el tratamiento que se le ha dado al caso en dicha facultad, así como un compromiso verdadero para defender a las mujeres universitarias que han sufrido violencia sexual.

¡POR LA DIGNIDAD Y JUSTICIA UNIVERSITARIA!

¡POR EL CASTIGO A LA VIOLENCIA FÍSICA Y MORAL CONTRA LAS MUJERES!

¡POR ESPACIOS UNIVERSITARIOS LIBRES DE VIOLENCIA!

¡PORQUE LO PERSONAL ES POLÍTICO!

¡FUERA LOS AGRESORES SEXUALES DE LA UNAM

¡POR UNA UNAM LIBRE DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES!

ADHERENTES POR UNA UNAM LIBRE DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Estudiantes y profesoras de la Universidad Nacional Autónoma de México Colectivas feministas universitarias

RedNoEstanSolas


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 394 / 4315628342

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License