Ké Huelga Radio

Hemos solicitado formalmente la exhumación de Julio César Mondragón Fontes

Martes 18 de agosto de 2015

* Estamos en contacto directo con el Equipo Argentino de Antropología Forense y con el Grupo Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

* Compartimos las observaciones y recomendaciones que han hecho sobre el expediente de Julio César Mondragón Fontes y exigimos realizar de nuevo todos los peritajes.

* Exigimos a las autoridades no obstaculizar más las investigaciones y en particular, demandamos todas las garantías para realizar que el EAAF realice la exhumación de nuestro amado Julio César Mondragón Fontes.

México D.F. a 17 de agosto de 2015.

Los familiares de Julio César Mondragón Fontes hemos tenido conocimiento de los dictámenes periciales realizados por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero, esto luego de vencer los obstáculos para acceder al expediente del caso. Fue evidente para nosotros que los trabajos realizados durante las diligencias de levantamiento de cadáver y necropsia de ley fueron parciales y omitieron señalar, estudiar evidencia y datos que se tenían a la vista. Los peritos ocultaron información y apresuraron conclusiones, esto atenta contra los principios que rigen la labor de las instituciones que procuran justicia, principios como honestidad y apego a la verdad, profesionalismo, imparcialidad y legalidad. Resultado de esta ineficacia y falta de autonomía es la necesidad de realizar exámenes forenses post mortem, con la conducente revictimización de una familia golpeada por la represión de Estado.

Es preciso señalar también los factores que afectan la realización adecuada de investigaciones forenses, esto es, la frecuente injerencia de quienes detentan el poder en los órganos de procuración de justicia, particularmente en los casos de violaciones a los derechos humanos, donde organismos del Estado son los principales acusados, impidiendo que situaciones que impliquen la participación, como responsables, de personal militar o policial, sean investigadas por las instancias de procuración de justicia con independencia y eficacia.

La falta de ética y profesionalismo de los peritos cuyos dictámenes forenses están contenidoss en el expediente de Julio César Mondragón Fontes son muestra clara de la nula voluntad que desde el principio han tenido las autoridades de Guerrero para resolver las ejecuciones extrajudiciales, lesiones, desaparición forzada y tortura cometidas por agentes del Estado Mexicano. La Fiscalía de Guerrero ha fallado en investigar conforme a derecho los hechos del 26 de septiembre en Iguala, Guerrero; la Procuraduría General de la República (PGR) por su parte, no atrajo el caso de Julio César Mondragón Fontes a pesar de las graves irregularidades que ya hemos denunciado y que desde el primer momento lo solicitamos.

Ha sido tal el desaseo en la investigación que hoy, con los datos contenidos en el expediente, no es posible establecer la causa de muerte de Julio César Mondragón Fontes.

Por estas razones hemos solicitado al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que nos asista para obtener una opinión fundamentada, con los elementos que la ciencia y la técnica pueden permitir para esclarecer la verdad a casi un año de lo sucedido. Nuestra confianza y nuestras esperanzas se encuentran en el trabajo del EAAF. Para lograr este objetivo, solicitamos a la autoridad judicial del fuero común en Iguala, a la Fiscalía General del Estado de Guerrero y a la Procuraduría General de la República que permitan y faciliten que estos especialistas forenses independientes puedan trabajar sin obstáculos, con los mecanismos adecuados que salvaguarden su participación en la cadena de custodia del material extraído y que impidan la contaminación de muestras, la pérdida de pruebas o fallas en la manipulación de los restos.

La operación de re-autopsia es difícil y compleja, por lo que también solicitamos sean proporcionadas las instalaciones e instrumentos idóneos para su realización, sin improvisaciones y con seriedad. Todo ello para garantizar que este doloroso esfuerzo que con dolor hacemos redunde en una investigación forense adecuada, se permita identificar el número de personas que participaron en su ejecución y contribuya como prueba jurídica al enjuiciamiento de los responsables materiales e intelectuales del crimen.

Cabe recordar el caso de Alexander Mora Venancio, cuyos restos fueron identificados durante los peritajes realizados en la Universidad de Insbruck, pero de los cuales no hay plena confianza en que hayan sido encontrados en el basurero de Cocula, como dijo la Procuraduría General de la República (PGR). Tomando en cuenta este antecedente, exigimos que sean los integrantes del EAAF quienes de principio a fin garanticen la cadena de custodia. No es menor ni gratuita la desconfianza que tenemos hacia las procuradurías locales y la propia PGR. La única manera de que las autoridades ganen credibilidad es realizando bien esta investigación, sin montajes mediáticos, sin chivos expiatorios ni más violaciones a los derechos humanos.

Para tomar esta decisión hemos consultado y recibido la asesoría del EAAF, del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana (que realizó un peritaje independiente que ya es de nuestro conocimiento) y de un perito internacional experto en la materia. Las recomendaciones coinciden y son claras: es necesaria una nueva autopsia y para ello la exhumación del cuerpo de Julio César Mondragón Fontes. Queremos poner fin a la especulación, a las preguntas sin respuesta o respuesta parcial y malamente respondidas.

En todo caso responsabilizamos al Estado Mexicano por la muerte de Julio, por la pérdida de evidencia que su intervención ineficaz o nula produjo y ahora también por el doloroso impacto psicosocial que este proceso nos causará. El tiempo es crucial. La PGR omitió en su momento atraer el caso o coadyuvar con la fiscalía estatal para la investigación y realización de periciales, lo cual generó un daño grave.

Asimismo hacemos un llamado a preservar el sitio del hallazgo del cuerpo de Julio, ya que la escena ha venido modificándose con el paso del tiempo sin que autoridad alguna, municipal, estatal o federal intervenga para su conservación hasta en tanto no se esclarezca la verdad de lo ocurrido y alcancemos una sentencia que permita guardar memoria de una historia que deseamos jamás se repita.

Agradecemos al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana su solidaridad, honestidad y compromiso con las víctimas, con la verdad, deseamos que participen como garantes y observadores de este proceso.

Solicitamos también, a las organizaciones defensoras de derechos humanos y la sociedad civil en general su solidaridad y apoyo para alcanzar la verdad y la mejor consecución de este proceso.

Amamos a Julio, queremos saber la verdad sobre su muerte, él tenía derecho a la vida, su hija derecho a un padre, todas y todos tenemos derecho a la justicia.

Seguiremos luchando por memoria, verdad, justicia y reparación para todas las víctimas de los sucesos de Iguala el 26 de septiembre de 2014. Enviamos un abrazo a todas esas familias lastimadas porque su dolor es nuestro y su lucha también.

Atentamente:

Familiares de Julio César Mondragón Fontes.

Y

Colectivo El Rostro de Julio.

Aluna Acompañamiento Psicosocial.

Centro de Derechos Humanos "Fray Francisco de Vitoria" O.P. A.C.

Ver en línea : El rostro de Julio

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 140 / 4315627189

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License