Ké Huelga Radio

Un vistazo al interior de la lucha jornalera de San Quintín

Lunes 23 de marzo de 2015

23 mar 2015

Por Aldabi Olvera

…y en el alto norte de México se descubre que subsisten los métodos de explotación de la época porfirista

…los jornaleros piden salarios justos y derechos laborales, “sólo queremos justicia” resumen. El gobierno los reprime “por andar de revoltosos”: 200 detenidos. El gobernador, panista, se reúne con los jefes militares del 67 batallón de infantería del ejército federal “para garantizar la paz social”.

Subcomandante Insurgente Galeano, marzo de 2015

“Las luchas que aquí se han dado… Han sido luchas que considero individual, no ha sido general como la que estos días se dio” cuenta Fidel Sánchez, indígena mixteco de Oaxaca, vocero de Alianza de Organizaciones del Valle de San Quintín por la Justicia Social.

“El hambre, el dolor en que vivimos nos obligó a organizarnos nosotros mismos sin necesidad de esperar a un político, o personas fuera de este lugar” reitera Fidel, en llamada telefónica para Másde131.

Los jornaleros del Valle de San Quintín, quienes trabajan largas jornadas en esta región, localizada a 300 kilómetros de la frontera con Estados Unidos y a 170 km de Ensenada, realizaron un paro laboral y bloquearon por 26 horas la carretera Transpeninsular el 17 de marzo.

Su demanda: mejores condiciones de trabajo, especialmente un aumento de salario para vivir con dignidad.

Con balas, gas lacrímógeno; con lujo de violencia, la policía detuvo a 200 jornaleros al desalojar la carretera durante la madrugada. En internet circularon imágenes de campesinos severamente golpeados. Surgió el hashtag #SanQuintinEnLucha. Los jornaleros lograron salir libres.

Instalaron mesas de negociación, y los titulares de medios que dicen “Tensa Calma en San Quintín” (La Jornada), “Priva calma en San Quintín; la carretera está abierta” (El vigía), “Presentan avances en San Quintín, la carretera está abierta” (Cadena Noticias). El gobernador Francisco Vega los visitó menos de una hora el jueves pasado. Y se fue.

Jornaleros que luchan

Másde131 pudo contactar a Marisol Pérez Prado, abogada y acompañante de los jornaleros, quien asevera que el paro laboral continúa, al igual que la toma de la carretera Transpeninsular, que está en la colonia Vicente Guerrero. Además se mantiene otro plantón en San Quintín.

Asevera que en el puente que hay en la colonia Vicente Guerrero se encuentran elementos de la policía (130 patrullas, entre federal, municipal) que amedrentan a quienes mantienen el plantón, especialmente a jornaleros que intentan llegar al lugar para hacer relevos. También reveló que vieron convoys del Ejército mexicano para resguardar a las empresas.

“La policía comenzó a regresarlos” cuenta la abogada, “se acordó antier y ayer que no habría represión, que se evitaría. En la minuta está eso”.

Revela que no hay avances sobre los catorce puntos acordados. La reunión que debió comenzar el día de ayer a las cuatro de la tarde comenzó hasta las seis y media. Los enviados del gobierno no llevaban propuesta. Los jornaleros les habían pedido llevaran ya solución.

“El punto toral aquí es que aumenten el salario. Se llevó la tarea. EL punto toral. Es aumento del salario. Ni un punto han resuelto, todo está en veremos”, dice Pérez Prado, quien denuncia que varios medios de comunicación ya se retiraron del lugar.

La patronal les propuso que les pagaría tres días de trabajo con la condición de que regresaran a trabajar. Marisol Pérez revela que Pablo Alejo López Núñez, mediador del conflicto y el representante de los patrones, es de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, e incluso fue diputado por Baja California en la 59 legislatura.

Menciona que esperan la llegada de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. La siguiente reunión será hasta el miércoles de la semana siguiente.“Es para desalentar al movimiento”, cuenta.

Como en la época porfirista

Ochenta mil jornaleros trabajan en el Valle de San Quintín. Son originarios de Guerrero y Oaxaca, Chiapas y Puebla. Alrededor del setenta por ciento son indígenas, cuenta Fidel. Algunos son triquis desplazados por la violencia en San Juan Copala.

La abogada relata que las más de quince empresas y ranchos están asentados en San Quintín (Berrymex, El Rey del Chícharo, Dristoll´s) además de Rancho Los Pinos, de los hermanos Luis, Benjamín y Antonio Rodríguez Hernández que en noviembre de 2013 fueron premiados por Enrique Peña Nieto con el Premio Nacional de Exportación con su empresa llamada Productora Agrícola Industrial del Noroeste S.A. de C.V. y por la llamada exportadora “Pinos”.

Pérez Prado revela que estas empresas violan todo el apartado A del Artículo 123 de la Constitución mexicana. Pagan entre $110 y $120 el salario mínimo, cuando a nivel nacional es de por lo menos $150 de una jornada de ocho horas. Igualmente, los jornaleros trabajan horas extras que no les son reconocidas.

“Se las piden nada más con amenazas de que si te vas al día siguiente no tienes trabajo”, narra Pérez Prado, quien revela además que las empresas registran a los jornaleros en el seguro social, pero al día siguiente los dan de baja.

Debido a ello, la Alianza de Organizaciones del Valle de San Quintín por la Justicia Social dio a conocer catorce demandas:

Revocación del contrato colectivo firmado por la C.T.M y C.R.O.M con la Asociación de Agricultores, por las graves violaciones a nuestros derechos laborales y humanos.

Que se respete el derecho de antigüedad.

Que todos los trabajadores estén afiliados al IMSS desde el primer día de su ingreso a una empresa a prestar su servicio para que tengan servicio médico con su dependientes.

Que se paguen todas prestaciones de ley a los trabajadores, séptimo día y festivos.

Que se pague las horas extras doble y triple.

Que a las madres trabajadoras se le respete sus derechos, de seis semanas antes y seis semanas después de parto.

Que a los hombres que vallan a ser papa se les otorgue los 5 días correspondientes con goce de sueldo.

No más tolerancia al acoso sexual por parte de los mayordomos de cuadrilla, o mayordomos generales y o ingenieros encargados de los ranchos.

No represalia en contra de los trabajadores que están participando directo o indirecto a este evento.

Que el salario mínimo estatal sea de $300.00 m.n. por día.

Que se pague a $30.00 pesos m.n. por caja de fresa ya que desde el año de 2001 se está pagando a $10.00 pesos y a $12.00 pesos. y los domingos, días festivos se paguen doble.

Que se pague a $17.00 pesos m.n. por jarras de mora, y los domingos, días festivos se paguen doble.

Que las cubetas de tomate se paguen a $8.00 pesos m.n.

De igual el resto de lo que se produce, en Baja California se dé un pago justo, para una buena convivencia social entre los trabajadores y patrón.

Hay numerosos reportes de prensa con distintas fechas que hablan de las condiciones laborales en el Valle de San Quintín. En línea hay un documental titulado Oaxacalifornia, de Uriel López Salazar, en el cual hablan trabajadoras y trabajadores que ofrecen testimonios de abuso laboral, malas condiciones de salud. Relatan igualmente los sufrimientos que traen los bajos salarios y los engaños con los que muchos de ellos llegan al lugar.

Incluso, El Universal publicó el reportaje llamado “San Quintín, el valle de la explotación laboral” (02/06/2014). Ahí, como en otros reportajes, se ofrece un perfil de Los Pinos.

El reportaje también dice que el 17 de agosto de 1999 Ernesto Zedillo inauguró las viviendas para los jornaleros y la empacadora de hortalizas. En 2009, Calderón cerró su gira de trabajo por Baja California en “Los Pinos”.

Sobre Los Pinos, el portal Ensenada.net dice:

“La planta productiva Los Pinos que siembra 2,000 hectáreas de tomate tiene 3,000 trabajadores y está considerada como la mejor de Latinoamérica por su avanzada tecnología tanto en la siembra como su empaque”.

“Rancho los Pinos es uno de los más caciques, racistas y violentadores de los derechos de los trabajadores“ dice Justino Herrera, delegado municipal de la Vicente Guerrero en el documental Oaxacalifornia.

También agrega:

“En los centros de trabajo los patrones no otorgan derecho a seguridad social y sin ese documento no pueden registrar a sus hijos aquí y sin ese documento los niños se quedan sin educación y programas”.

Fidel, quien atiende las mesas de negociación con el gobierno del Estado y con la parte patronal, denuncia:

“Discriminación siempre ha habido, adentro y afuera del trabajo. Nosotros somos quienes vivimos a diario este dolor y nos organizamos y exigimos respeto a nuestros derechos”.

Relata que desde muy temprano los jornaleros cosechan, principalmente, fresa, mora, y jitomate. Los sindicatos existentes son corporaciones de filiación priísta: CTM, CROM y CROC, “firmar contratos colectivos a espalda década uno de los trabajadores que vivimos en la región”.

“No podemos firmar ningún documento con el gobierno hasta que nos agoten los 14 puntos”, dice sobre las negociaciones: “Este señor que se dice llamar gobernador de Baja California no sé de dónde sacó esa parte que ya firmamos documentos y donde nos vemos en obligación de levanta el bloqueo”.

Y agrega:

“El paro laboral no se va a levantar hasta que se anote al último punto. Si el gobierno tiene voluntad y la parte patronal tiene voluntad hoy que ojalá se logre terminar el diálogo. Por el bien de BC si así lo desea el gobernador”.

El artículo original con fotos lo puedes consultar en http://masde131.com/2015/03/un-vistazo-al-interior-de-la-lucha-jornalera-de-san-quintin/

PNG - 74.5 KB

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 334 / 4315623864

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License