Ké Huelga Radio

Conferencia con los subcomandantes Galeano y Moisés

Martes 12 de agosto de 2014
JPEG - 374.6 KB

Palabras del subcomandante Galeano

Palabras del subcomandante Moisés


Transcripción de la Conferencia de prensa del EZLN con Medios Libres, autónomos, alternativos o como se llamen, del 10 de agosto del 2014, en La Realidad Zapatista, Chiapas, México.

Primera parte: palabras del SupGaleano

Buenos días ciudad Gótica… Ya que acaben de tomar sus fotos allá en el templete, acá vamos a empezar la conferencia de prensa.

Váyanse sentando por favor para que empezamos ya en unos minutos y se puedan ir. Por favor acomódense, compañeros, compañeras. Sentados.

Buenos días ciudad Gótica (ése es un saludo a un compañero que tuitea así).

Eso que acaban de ver hace unos momentos, en términos militares se llama maniobra de diversión, en términos comunes es magia. Y eso que tomó unos minutos, a otro le tocó hacerlo 20 años para que así saliera.

Queríamos empezar, aprovechando que están los medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen, y compañeros de la Sexta nacional e internacional, para darles las gracias. Y para darles las gracias les voy a contar la historia de una muerte.

Este 25 de agosto van a cumplirse 10 años de la muerte del Teniente Insurgente de Infantería Eleazar. En 2004, pero desde 2003, empezó con una enfermedad de ésas que sólo aparecen en doctor House o cosas así, que se llama Guillain-Barré, que consiste en un deterioro paulatino de todo el sistema de vida hasta que muere. No tiene cura, hay que mantener al enfermo con vida artificial, conectado.

Empezó a enfermarse y lo llevaron a Tuxtla Gutiérrez a un hospital. Ahí le diagnosticaron eso y empezaron a decirle que mejor se fuera, que no era grave; aunque cuando a mí me dijeron qué enfermedad era sí sabía de qué se trataba; porque los médicos, como lo veían indígena sabían que no iba a poder pagar el tratamiento. En realidad es un tratamiento de supervivencia, no tiene cura.

Mta… a ver si pueden jalar a los milicianos a la sombra, si no ahí se van a cocer vivos, Lico…

El parche es para que piensen que tengo ojo de vidrio, pero no. Yo y mis malditas ocurrencias, ahora lo tengo que traer puesto.

Bueno, esa enfermedad… en Chiapas, me imagino que en el resto del país, la posición con el paciente es que el médico calcula si es que puede pagar o no el tratamiento. Si no lo puede pagar, eso según sus cálculos, entonces le dicen que no tiene nada o le dan unos cuantos placebos para que piense que se va a curar y lo mandan a morir a su casa.

Nosotros dijimos que no. Empezamos a gastarnos el fondo de guerra o fondo de resistencia, hasta que ya no pudimos sostenerlo. Nos dirigimos entonces, estoy hablando del 2003 cuando todavía nos quería un cierto sector de la intelectualidad artística, para pedirles apoyo para poder seguir manteniendo con vida a este compañero. Se rieron de nosotros, o sea los indígenas se pueden enfermar de viruela, de sarampión, de tifoidea, de todas esas cosas, pero no de una enfermedad tan aristocrática, digamos, porque sólo le da a uno en millones de casos, como es la Guillain-Barré.

Cuando ya no pudimos sostenerlo nos llevamos al Teniente Eleazar a Oventic y ahí con los aparatos que pudimos conseguir lo mantuvimos con vida, hasta que un 25 de agosto hace 10 años, murió.

Diez años después, con la desgracia del asesinato del compa Galeano, se destruyeron por parte de los paramilitares de la CIOAC-Histórica la escuela y la clínica que eran autónomas, o sea eran de los zapatistas de aquí de La Realidad. Y para la reconstrucción no acudimos a pedir el apoyo de esa gente, sino que acudimos a la gente de abajo, a nuestros compañeros, compañeras y compañeroas de la Sexta nacional e internacional.

El compañero Subcomandante Insurgente Moisés, aquí presente, con el Comandante Tacho, junto con las autoridades zapatistas de La Realidad, hicieron un cálculo del material, junto con los compañeros que le saben a la construcción, y calculó 209 mil pesos y pelos. El cálculo que nosotros hacíamos es:

Bueno, pues la banda está jodida, ahí rascándole lo que puede tal vez se llegará a la mitad y la otra mitad la podemos agarrar del fondo de resistencia o le pedimos apoyo a los otros caracoles.

La historia de lo que pasó ustedes la conocen porque ustedes son los protagonistas. Y ustedes me refiero no sólo a los que están aquí, sino a los que a través de ustedes se enteran de lo que está pasando aquí, o sea nuestros compañeros, compañeras y compañeroas de la Sexta en todo el mundo. Quintuplicaron excedido, ya la última cuenta quintuplicó esa solicitud de apoyo.

Nosotros queríamos darles las gracias por eso, porque nunca antes el EZLN había recibido tanto apoyo y ese apoyo fue superior a los que sí tienen. Porque nosotros sabemos que los compañeros de la Sexta no dieron lo que les sobraba, sino lo que les faltaba. Estuvimos leyendo en sus medios libres, en sus tuiter y en sus feisbuc, historias que nos llenan de orgullo.

Sabemos que muchos batallaron incluso para conseguir la paga para venir para acá, incluso le rascan para llevarse cada día algo a la boca, o para cambiarse de –iba a decir calzones–, o de lo que usen, y como quiera hicieron el esfuerzo para conseguir esto y dar una muestra de lo que es el apoyo entre compañeros y no la limosna que viene de arriba.

Entonces lo primero que quiero que le digan a los compañeros y compañeras de todo el mundo, en sus lenguas, idiomas, modos, tiempos y geografías, es gracias, de veras. Han dado una hermosa lección, no sólo a esa gente que allá arriba reparte limosnas, a los gobiernos que abandonan sus obligaciones y además promueven la destrucción, sino también nos han dado una hermosa lección, la más hermosa que hemos recibido en los últimos años desde que salió la Sexta Declaración a nosotros, los zapatistas.

El sentido de esta conferencia de prensa era cumplir un debe. Originalmente esta conferencia de prensa iba a ser en Oventic, cuando iba a ser la compartición con los pueblos indios, y luego iba a ser cuando el funeral del compañero Galeano, el homenaje pues. Y era principalmente las últimas palabras o la despedida del Subcomandante Marcos y las primeras palabras del Subcomandante Insurgente, ahora Galeano, entonces se iba a llamar de otra forma.

Y es importante lo que les platico, lo que iba a ser, o sea cómo se había pensado, para proponerles otra posible lectura de lo que fue el homenaje a Galeano y este tránsito entre la muerte y la vida que fue la desaparición del finado Subcomandante Insurgente Marcos, que el diablo le está retorciendo las narices, eso sí, guapo el hombre, lo que sea de cada quien. Ése fue sarcasmo, no sé si se… todavía puedo distinguir esas cosas.

Miren, compañeros, para entender lo que pasó la madrugada del 25 de mayo hay que entender lo que había pasado antes, lo que iba a ser. He leído y escuchado interpretaciones más o menos acertadas, la mayoría de ellas completamente descabelladas, sobre lo que significó esa madrugada del 25 de mayo. Algunas ingeniosas, como por ejemplo, que todo era un truco para eludir la pensión familiar o la paternidad.

Pero la mayoría prescindía de todo lo que había pasado, por ejemplo, se manejó que los zapatistas decían que los medios de paga no existían, que ahora eran el enemigo, que era una acción contra los medios de paga, etcétera. Pero si tienen un poco de memoria, en la invitación original, el evento era abierto para todos, cuando era en Oventic. Quiere decir que también iban a entrar los medios de paga.

Lo que iba a pasar entonces es que Marcos se iba a morir y se iba a despedir de los medios de paga, a explicar cómo los veíamos entonces, a darles las gracias e iba a dirigirse y a presentarse con los medios libres, alternativos, autónomos o como se llamen. Quiero decir con esto que una posible lectura, a lo mejor no es la más acertada, lo de la madrugada del 25 de mayo del 2014 significa que el EZLN está cambiando de interlocutor, y por eso les conté la historia del finado Teniente Insurgente de Infantería Eleazar, veterano de guerra, que combatió en 1994.

Sí, los zapatistas no sólo no hemos dicho que los medios de paga no existen, como alguien dijo esa tontería por ahí, lo que está pasando es otra cosa con los medios de paga, que no tiene que ver con nosotros y tiene que ver con este avance del capitalismo a nivel mundial.

Los medios de paga han presentado algo que es maravilloso dentro del capitalismo, porque es de las pocas veces donde vemos que el capitalismo convierte en mercancía la no producción. Se supone que el trabajo de los medios de comunicación es producir información, circularla de modo que se consuma para sus distintos públicos o receptores, y el capitalismo ha conseguido que los medios cobren por no producir, es decir, por no informar.

Lo que ha pasado en los últimos años es que con el avance de los medios masivos de comunicación no de posesión privada, o sea que están en litigio o en pelea, o que son como terreno de lucha como el internet, la prensa tradicional ha ido perdiendo poder, poder de difusión y por supuesto, capacidad de comunicación.

Tengo aquí unos datos y voy a citar al autor porque pide que cada vez que se usen sus datos se le cite, que es Francisco Vidal Bonifaz, él hace un análisis del tiraje de los principales periódicos en México (nota: probablemente el de la voz se refiere al libro “Los Dueños del Cuarto Poder”, editorial planeta, donde el autor, Francisco Vidal Bonifaz hace un análisis exhaustivo de la prensa en México. En ese libro y en el blog “La Rueda de la Fortuna - ruedadelafortuna.wordpress.com-, se pueden encontrar esos datos, así como los tirajes de cada publicación, el estatus económico y educativo de sus lectores, etc. El libro y el blog son recomendables para cualquiera que quiera conocer más a fondo lo referente a la prensa mexicana. Nota cortesía de “Los Tercios Compas”). Los principales periódicos en México, en esta especie de provincialismo inverso que tienen los chilangos, consideran periódicos nacionales los que se producen en el DF, aunque el tiraje de los que hay en provincia sea mayor.

En 1994 se tiraban, a veces en sentido más que figurado, más de un millón de ejemplares entre los principales periódicos. En 2007 la producción había caído a 800 mil, el número de lectores también había disminuido escandalosamente. De una u otra forma el periodismo de investigación y el de análisis, que es el terreno que le hubiera permitido a los medios de paga competir con la información instantánea que es posible por internet, fue abandonado y dejado de lado.

Los medios de paga -en realidad no es un insulto, es una realidad, es un medio que vive de la paga ¿no?-. Alguien dice “no, es que eso de medio de paga se oye muy fuerte, muy feo, mejor usen medio comercial”. Se oye peor un medio comercial que un medio de paga.

Los periódicos no viven de la circulación, o sea de las ventas de su material, viven de la publicidad. Entonces para vender la publicidad necesitan demostrarle al que va a comprar publicidad a quién se están dirigiendo y cuáles son sus lectores. Por ejemplo, si dice –estos son los datos hasta 2008 porque luego todos los periódicos cerraron la información sobre ellos mismos–, El Universal y Reforma llegaban casi al 70% de toda la publicidad que se paga en la ciudad de México, el resto, 30% se lo peleaban los demás periódicos.

Entonces cada periódico tiene un perfil, digamos, de su lector, una clase a la que se dirige, su nivel de educación, todo eso, y es lo que se le presenta al que compra la propaganda. Es decir, si yo soy El Despertador Mexicano y mi principal consumidor son indígenas pues entonces le vendo al Huarache Veloz una plana de publicidad para que venda huaraches, o pozol, o lo que sea.

Nada más que todos los periódicos de prensa, incluso los que se dicen de izquierda, presentan en su análisis el perfil de su lector, todos, absolutamente todos, tienen entre el 60 y el 70% de sus lectores en las clases con alto poder adquisitivo. Los únicos que reconocen que sus lectores son de bajo poder adquisitivo y de baja educación son Esto, el Ovaciones y La Prensa. Todos los demás periódicos se dirigen a la clase alta, digamos, o a los de arriba.

Es evidente que esa clase con mayor poder adquisitivo puede acceder a la información en forma más instantánea. ¿Para qué esperarse a ver qué va a pasar, qué está pasando en otra parte del mundo, a que sale el periódico, si en ese instante puedo saber qué está pasando en Gaza, por ejemplo? ¿Por qué me voy a esperar al noticiero o a leer si ahí puedo ver?

Ahí no hay terreno de competición porque la súper velocidad en esos medios de comunicación hace que las exclusivas o las primicias en una noticia se esfumen ante la competencia de esta velocidad. Entonces todos estos medios, incluyendo los progresistas, se están peleando por el rating, o sea, por ese público de clase media-alta y de alta, hay otra clase que es riquísima, que es más allá de todo, yo creo que son los que producen la información.

Sólo tienen dos opciones para sobrevivir los medios de paga, porque son de paga. O contratan su supervivencia con quien todavía puede pagar, o sea la clase política, que hace sus comerciales y su propaganda pero en otro sentido, incluso si ven las tarifas que ponen cada periódico por desplegado de plana entera, media plana, tres cuartos, hasta el módulo que le dicen, que es el más chiquito, hay una tarifa especial para publicaciones no comerciales, que son las gubernamentales, y otra tarifa para las gacetillas, que son por ejemplo las entrevistas, que nadie entiende qué hace en un periódico porque a nadie le interesa qué vaya a decir tal gente, es que paga. Las tarifas más altas son las no comerciales, o sea las que paga el gobierno, y las gacetillas, las inserciones pagadas disfrazadas de información.

La otra opción que tenían era desarrollar el periodismo de investigación y de análisis que no ofrecía internet. No ofrecía hasta que aparecieron espacios como al que hoy nos referimos como medios libres, autónomos, alternativos (etcétera voy a decir ya, porque en eso se me va la vida). Lo que sí se podía hacer es que, de lo que está pasando de la información que fluye así atropelladamente, se hiciera un análisis, una disección, se acomodara y se investigara qué hay detrás, por ejemplo, de la política del gobierno israelí en Gaza o de la política de Manuel Velazco en Chiapas, o así en cualquier parte.

Nadie con un mínimo de criterio se informa a través de los periódicos de lo que está pasando. Ustedes son un mal ejemplo porque ustedes no son clase media-alta ni alta pues, si fueran no estarían aquí. O sea la broza, la banda dice “no, pues quiero enterarme qué está pasando en Chiapas, voy a leer el profundo análisis periodístico de investigación de Elio Enriquez”. Nadie lo hace.

Nadie dice “¿qué está pasando en Gaza? Voy a leer a Laura Bozzo para que me diga cómo está explicando”. No, ese terreno ha sido completamente abandonado, en cambió son a través de las páginas y de los blogs donde se está cubriendo ese terreno.

Este lánguido desaparecer o retroceder de los medios de paga no es responsabilidad del EZLN, por supuesto tampoco es responsabilidad del finado SubMarcos. Es responsabilidad del desarrollo del capitalismo y de esta dificultad para adaptarse. Los medios de paga van a tener que evolucionar a convertirse en medios de entretenimiento, es decir, si no te puedo informar cuando menos diviértete conmigo. S no incide por el otro lado el periodismo de análisis y de investigación, que cualquier reportero que sea honesto, de un medio de paga, te puede decir “no, pues es que eso no me lo publican”; y gana más el periódico por no publicar ese tipo de artículos que por publicarlos.

Es esto que les decía de que la no producción se convierte en una mercancía, en este caso el silencio. Si un periodista medianamente decente y con un mínimo de ética hace una investigación sobre la implicación de los gobiernos estatales de Salazar Mendiguchía, Juan Sabines Guerrero y Manuel Velazco con la CIOAC-Histórica, saldría que hay mucho dinero que se está moviendo ahí, incluyendo el que reparte la señora Robles de la campaña nacional contra el hambre.

Pero se vende mejor el no publicar ese artículo que el publicarlo, porque quién lo va a leer, ¿lo van a leer los enemigos de esos próceres de la patria? En cambio callando y mejor hablando de lo bien que está quedando la capital Tuxtla Gutiérrez con las obras urbanísticas que están haciendo Toledo, que es el presidente municipal, y Manuel Velazco, eso sí vende aunque sea pura mentira. Nosotros checamos los twitters de los periodistas, son periodistas de paga, trabajan en medios de paga pues, pero que sí están informando de eso, de la imagen de guerra que presenta la capital de Chiapas por estas obras completamente anacrónicas y absurdas que se están haciendo.

Pero por ejemplo, viene gente que viene de Veracruz, yo creo que esa gente diría “bueno, pues es que nosotros para saber que está pasando en Veracruz leemos el Heraldo de Xalapa –si es que existe’. Van a decir ‘oye, no chingues Sub, por qué estás si ésos no tienen nada que ver”.

Entonces el problema que tenemos todos en el mundo es, si ni la información, ni el análisis, ni la investigación están ya en los medios de comunicación, si es que alguna vez estuvieron, entonces dónde los vamos a encontrar. Hay un vacío pues en el espacio mediático que está en disputa.

Lo que se trataba de señalar también en esa despedida es que los medios que tanto se habían preciado de crear personajes, se preciaban por ejemplo de haber creado ellos a Marcos, aunque desde entonces se han esforzado por crear personajes y no sólo no consiguen construir un personaje internacional, mucho menos nacional, aunque les pagan, como López Obrador.

No se puede. Ahorita los personajes que han surgido, que han conmovido o movido algo la información a nivel nacional, no provienen de los medios, más bien son a pesar de ellos. No sé si lo voy a decir bien, Julian Assange, que con la revelación de todos los documentos le demostró a los medios de comunicación a nivel mundial que no estaban informando lo que estaba ocurriendo y se convierte en un referente. Aunque es parte de un colectivo los medios trabajan sobre él. Incluso hay una película sobre él como personaje, aunque todos sabemos que es un colectivo.

La señorita Chelsea Manning, que se hizo una operación para ser ahora Chelsea Manning, y Snowden, todos ésos lo que han hecho es revelar lo que está oculto y lo que debió haber sido trabajo de los medios de comunicación el haber revelado. Pero los que realmente han trastocado el mundo de la información son colectivos donde el individuo está completamente diluido, como Anonymous, que ahora se dice “es que de Anonymous ya no se sabe nada, no se muestran”. Lo que es absurdo porque si son anónimos por qué les vamos a pedir que se muestren.

En fin, lo que nosotros hemos visto es que el anonimato del colectivo es el que está pasando a suplir y a poner en crisis este afán mediático de los de arriba de encontrar individualidades y personalidades.

Nosotros pensamos que tiene que ver mucho con la formación del medio. Si en los medios de paga es una estructura que envidiaría cualquier ejército en cuanto a su verticalidad, autoritarismo y arbitrariedad, con lo que es un medio colectivo, o sea medio alternativo, libre, autónomo, etcétera, es otra forma de trabajo y otra forma de hacer.

Digamos que en los medios de paga importa más quién hizo la información. Si ustedes revisan las noticias que hubo en los medios de paga cuando se cumplieron 20 años del alzamiento, en enero de este año, la mayoría de las noticias son de lo que los periodistas hicieron 20 años antes, no de lo que pasó: ‘yo entrevisté a Marcos’, ‘yo hice la tal entrevista’, ‘yo fui el primero que entré’, ‘yo escribí el primer libro’. Qué pena que en 20 años no hayan hecho otra cosa de la que acordarse.

Pero es ese criterio el que pesa. La exclusiva. No saben lo que importa tanto en un periodista y lo que lo lleva a hacer, a que haga pues, por conseguir una exclusiva. El hecho de poder tener la exclusiva de la última entrevista de Marcos o la primera de Galeano vale, cuesta, incluso aunque no se publique, porque como les explico, también callar es una mercancía y se puede vender.

En cambio yo quiero pensar que en los colectivos de los que forman parte ustedes y otros que no pudieron llegar, la forma de trabajo hace que pese más la información que quién la produce. Cierto, hay unos que todavía tienen que aprender a redactar, pero la gran mayoría rivaliza en ingenio, en análisis, en profundidad y en investigación de lo que está ocurriendo.

Lo que nosotros vemos es, en este desmadre que está el mundo capitalista, dónde conseguimos la información. Si nos vamos a internet y googleamos, como se dice ahora, Gaza, pues podemos encontrar que los palestinos son unos asesinos que están inmolándose nomás para destruir moralmente al ejército israelí, o al revés. Puedes encontrar lo que sea. ¿Dónde vas a encontrar la información de lo que realmente está pasando? Lo ideal es que los palestinos nos dijeran qué está pasando, no a través de otros.

En este caso, por ejemplo, nosotros decimos, ¿no sería mejor saber qué están diciendo los zapatistas? a que alguien nos diga lo que él cree que debían haber dicho, ni siquiera es lo que creen que dijimos, es lo que debimos haber dicho. Como quien dice que en el texto de la luz y la sombra, Marcos dice que ya nunca va a escribir, por lo tanto Galeano no va a poder escribir, aunque no se fijaron que cuando todos se despidieron, el gato-perro queda. Hay muchas cosas que se pueden ver ahí pero no importa ahorita.

Lo que nosotros queremos señalar es, la mejor información es la que proviene del actor no del que está cubriendo la noticia. Los que pueden hacer eso son los medios libres autónomos y alternativos. Lo que les estoy diciendo, compañeros y compañeras y compañeroas, es una tendencia, no es algo que va a pasar ahorita. O sea, no se pongan como pavorreales, a decir “ahora sí que somos la neta y el mundo depende sobre nosotros”.

Es una tendencia que nosotros vemos con esta maldición que tenemos de ver las cosas antes de que pasan. Vemos que los medios de paga, como medios de información, están en franca decadencia, no por su culpa pues, tiene que ver con haber abrazado a una clase política que también va en decadencia para sobrevivir y eso se entiende.

Nosotros no criticamos que alguien trabaje en un medio y de eso viva. Sí pensamos que la dignidad y la decencia tienen un límite y que hay límites que ya se están pasando, pero eso es cosa de cada quién, nosotros no los vamos a juzgar. Lo que vemos es que el problema en un medio de paga es la supervivencia, entonces su supervivencia va por un lado al que no están siguiendo y están siguiendo más a lo inmediato.

A largo plazo el medio de paga, como algo que compras y consumes, va a desaparecer. ¿Para qué compras el periódico si lo puedes consultar en la red? Pero además no vas a buscar la información ahí, no vas a buscar el análisis de lo que está pasando.

Entonces nosotros decimos, si nosotros queremos saber qué está pasando en Michoacán, lo ideal sería que nos dijeran los de Michoacán qué está pasando. Nosotros pensamos que si la gente de otras partes del mundo o del país quiere saber qué está pasando con los zapatistas hay cuando menos un espacio donde sí se pueden enterar.

Quiero decir con esto que nosotros no queremos militantes para eso, militantes de la comunicación zapatista, para eso está la maldita idea de los tercios medios. Nosotros queremos escuchas, o sea que la gente que quiere enterarse se entere de algo veraz, o de un análisis profundo o de una investigación real, tomando en cuenta lo importante que es una noticia o una información, y no quién la produce.

Nosotros vemos que a largo plazo los medios libres, autónomos, alternativos, van a llenar o pueden llenar –no sabemos si lo van a hacer–, pueden llenar ese vacío que se está produciendo ahora en el intercambio de información a nivel mundial. Internet no lo llena aunque lo crean, en internet puedes encontrar lo que tú quieras, si estás a favor de algo encuentras argumentos a favor, si estás en contra de algo ahí mismo encuentras los argumentos en contra.

Se necesita pues que esa información tenga un espacio donde se acomode, que sea legible. Y ése es, nosotros decimos que a grandes rasgos y en una tendencia, es el que van a cubrir los medios de comunicación alternativos, autónomos, libres, o como se llamen.

Y eso es lo que les queríamos decir cuando iba a ser en Oventic, que no tienen una puta idea de la chamba que se les viene encima. Que no es que nosotros los atiborremos de que ahora vengan a La Realidad, ahora vayan a tal lado y ahí van los tercios medios, o los quintos, como vaya a salir, los quintos no, pensé, pero es albur, entonces mejor les pusimos tercios medios (nota: es evidente que al de la voz le afecta el estar tuerto, porque en realidad debió decir “los tercios compas” y no “los tercios medios”, y ya le mandamos una enérgica protesta para que la publique en el mismo espacio y la misma importancia que su gazapo. Nota cortesía de “Los Tercios Compas”).

No, lo que se les viene es la esperanza de mucha gente. Nosotros no tenemos esperanza en ustedes, tenemos confianza en ustedes, no en ustedes nada más los que están aquí sino en lo que son, la tendencia de que puedan cubrir ese espacio.

El problema que nosotros vemos es el de la paga ahora sí. Los medios autónomos, libres, todo eso, se sostienen… la mayoría de las veces es que los que le entran se cooperan pero tienen otra chamba, entonces el medio autónomo, libre, alternativo, es como los tercios medios (nota: gazapo y protesta reiterados. Atentamente “Los Tercios Compas”), o sea funciona cada que puede porque hay que ir a chambear, hay que talonearle para poder conseguir la paga. O duran mientras dure la lana, ya cuando se acaba la lana pues el medio desaparece. Y también puede ser que dure, ojalá no pase así, cuando el calendario impone su lógica a los integrantes, es decir, cuando crecen y maduran, como dicen allá arriba, y se dejan de locuras y de rebeldías.

Pensamos pues de que tienen ese problema y lo tienen que resolver de alguna forma, no sé cómo. Yo veo que en algunas páginas ya aparecen cosas como consejos para bajar de peso, cómo no envejecer, plancha para la piel, no sé cómo le dicen, lifting, ése que se ponen, cosas así y esoterismo y la chingada. Sí, pues el que ve ese medio alternativo pues no se fija en esas cosas y algo le entra de paga. Algunos hacen así, pero incluso para que les den eso ustedes tienen que demostrar que alguien entra a su página, alguien además de ustedes.

Nosotros bromeábamos hace muchos años con los que se encargaban de la página antes de todo esto, que decían “no, es que tal comunicado tuvo tantas entradas”. Le digo “mentira, somos nosotros que estamos clic, clic, clic, clic, clic, pero no’”.

No sé, lo mismo que los llevó a trabajar en colectivo, aparte de que varios pues le hacen a la artesanía urbana o no sé cómo le dicen, que producen y todo eso, a lo mejor mismo en colectivo pueden encontrar la forma de que ese medio no se caiga, que se mantenga y que crezca. No les queda otra, compañeros, lamento darles esa información, pero o crecen o van a desparecer. Incluso a los que esporádicamente sacan información, sólo les queda eso porque también entre ustedes empieza a haber ese desarrollo. Ojala que esa disparidad de desarrollo sea por la profundidad del análisis, por la capacidad de la investigación y lo que sea, y no porque unos sí resolvieron la paga y otros no.

Ahí lo vean pues, porque sí hay mucha gente que está esperando más de ustedes de lo que ustedes se imaginan.

Entonces sólo para aclarar el resumen. Los medios de paga existen, son reales, tienen su importancia, esta importancia se está disminuyendo tendencialmente y lo que ha hecho el EZLN es cambiar radicalmente su política de medios. No queremos hablar con los de arriba, ya les va a explicar el Subcomandante Moisés más eso en la sesión de preguntas y respuestas, que consiste en que los medios zapatistas en que nosotros hacemos las preguntas y ustedes dan las respuestas, no al revés.

Entonces lo que ha hecho el EZLN es decir: ya no nos importan ésos a los que había que dirigirse a través de Durito, del Viejo Antonio, de la prensa de paga pues, sino que ahora nos interesa la gente que entiende el hecho mismo de un gato-perro; ese reconocimiento de la diferencia y el reconocer que hay cosas que no entendemos y no porque no las entendamos las vamos a juzgar o a condenar –como un gato-perro que existe, no me lo van a creer pero existe, es real.

Lo que a nosotros nos interesa es hablar con ustedes y escucharlos a ustedes, y con eso quiero decir a la gente que a través de ustedes nos escucha y que a través de ustedes habla con nosotros. Si nosotros quisiéramos saber qué está pasando en tal lado, nosotros primero buscamos en los medios libres alternativos, es poca la información pues, pero aun así que es poca, es mucho mejor que cualquier medio de paga, que además hay que inscribirse con tarjeta de crédito para que puedas leer a los Laura Bozzo que hay en cada lado.

¿Qué pasó entonces que alteró este plan de despedida? O sea de decirle a los medios de paga ‘gracias por lo que…’, aunque la mayoría de ellos fueron cómplices involuntarios y a su pesar, de lo que fue, lo que vieron hace rato, una maniobra de diversión o un acto de magia, y advertirles a ustedes pues ahora sí que la maldición que se les viene encima.

La mayoría de ustedes son jóvenes. Nosotros pensamos que la rebeldía no tiene que ver con el calendario, no debería tener que ver con el calendario, porque nosotros vemos gente que ahora sí que ya tiene edad, no tiene juicio pues porque… (inaudible), pero siguen siendo rebeldes. Y nosotros tenemos la esperanza que ustedes sigan, aunque no sea ustedes pues, a lo mejor algunos se dividen el trabajo, “pues ustedes a conseguir la paga y nosotros a esto, nos turnamos o algo así”, pero no la dejen pues esa chamba, es realmente importante.

¿Qué fue lo que pasó? Porque si ustedes toman en cuenta este plan original donde iban a entrar todos los medios de paga, se mantenía todavía dos semanas antes, 15 días antes de que se dijera no, no van a entrar al homenaje de Galeano.

Lo que pasó fue una muerte. Sobre este hecho sólo leí, no digo que no existe, un artículo de John Gibler, que resulta que anda por ahí. Él contaba que le decía a alguien lo que había sido el homenaje a Galeano y esa persona con la que hablaba le decía ‘¿pero todo eso sólo por un muerto?’, y el trataba de decir pues es que un muerto, le explicó pues lo mejor que pudo. Y nosotros queremos decirle lo importante que es para nosotros un muerto.

Si nosotros dejamos pasar una muerte dejamos pasar dos, si dejamos pasar dos serán diez, luego cien, luego mil, luego decenas de miles como en la guerra contra el supuesto narcotráfico que hizo Calderón, se dejó pasar una muerte y después se dejaron pasar decenas de miles. Nosotros no. Sí vamos a morirnos de muertes naturales o de muertes justas, decimos que es luchando, pero no vamos a permitir que nadie, ninguno de nuestros compañeros y compañeras y compañeroas sea asesinado impunemente, no lo vamos a permitir. Y vamos a mover todas las fuerzas aunque sea uno solo, o el más ignorado, o el más despreciado, o el más desconocido.

Y el coraje que teníamos con Galeano, es que ese compañero Galeano era el que se encargaba de recibir a ésos de prensa de paga, les cargaba sus mochilas, los llevaba en sus caballos hasta donde hacían las entrevistas o hacían sus reportajes, los recibía en su casa y les daba de comer. A ésos que ignoraron y despreciaron su muerte, y levantaron a los paramilitares como si fueran héroes, víctimas de una arbitrariedad, vaya, a la hora que llegaban ni siquiera se tomaron la molestia de preguntarle cómo se llamaba y durante 20 años él se encargó de recibirlos, con alguno de ellos hasta cruzó apuestas de futbol cuando eran los mundiales de futbol.

Nosotros esperábamos una reacción de alguien con quien llevas una relación así, pero ni siquiera sabían quién era. Ellos venían a entrevistar a Marcos, ellos venían a ver a Marcos, ellos veían que el caballo, que el arma, que si qué leyó, aunque el finado Marcos sí sabía qué libros había leído. Todas esas cosas veían y no le importaba quién era el que lo estaba recibiendo.

Tal vez lo entendemos que no les importa pues era un indígena, que además ni siquiera tenía rostro, pero que le daba de comer, le cargaba las cosas, le ayudaba en el caballo, lo acompañaba, le decía dónde recorrer, de qué había que cuidarse, de todo eso. Entendemos que no le importara pero a nosotros sí nos importa, Galeano y todos y cada uno de los zapatistas. Hicimos ese desmadre y seguiremos haciendo cada vez ese desmadre, porque no vamos a permitir una sola muerte, no va a aparecer una sola que quede impune.

Y por eso cambiamos todo, y en el coraje que teníamos fue que el Subcomandante Moisés, que es el que manda ahora en eso, dijo no entra nadie de prensa, y no entró nadie de prensa de paga aunque originalmente iban a entrar todos.

Ahí en ese cuarto estuvo el cadáver del compañero Galeano. Hay un video donde está el cadáver, están rodeados y están los compañeros recriminándoles a los de la CIOAC la muerte de Galeano. No los tocaron, compañeros, yo que se supone que soy un ser controlado y todo eso cuando menos les hubiera dado un empujón. Nada, les están gritando pero no los tocan. En cualquier otro lado ahí mismo los hubieran linchado porque eran corresponsables de esa muerte y ahí estaba el cadáver.

Ahí llegamos nosotros. Nosotros estábamos en Oventic preparando, yo estaba ensayando con una silla de ruedas, aquí ese día entré a caballo, ahí iba a entrar en una silla de ruedas para alimentar esto de que estaba muy enfermo, muy jodido, ya luego al final me iba a levantar porque ya me dolían las rodillas de estar practicando.

Cuando supimos nos venimos para acá y vimos, y miren lo que no salió en la prensa ni va salir, el de ahí, aquí saliendo, el de ahí, el de ahí, el de ahí, el de ahí, son los que estuvieron en la bronca y venían aquí a la puerta del Caracol a burlarse de los compañeros que estaban aquí encerrados para que no los agredieran, así como están ustedes, estaban ellos.

Y se burlaban de cómo bailaba, decían del finado, con los garrotazos que le estaban dando, se burlaban de cómo le dispararon, cómo lo machetearon, todas esas cosas que hemos editado en la investigación porque son dolores que son nuestros. La investigación ya la terminó el Subcomandante Insurgente Moisés, no se va a hacer pública para evitar la venganza. Se le va a entregar al Frayba con los nombres y todo eso, ya sabemos quién fue.

En esa situación estábamos, compas, y no podíamos contestarles ni siquiera en lo mínimo porque era una pradera seca, con tantito, una chispita, se prendía todo, y hubiera sido un aquelarre de sangre aquí. Aguantamos y aguantamos pero ese coraje no lo soltamos. Todavía no lo soltamos.

Entonces la respuesta, John Gibler, es, para los zapatistas una muerte injusta es demasiado y por eso estamos dispuestos a todo.

Este manejo de los medios impone una lógica inhumana, absurda, fuera de lugar en todo el mundo. Miren, por ejemplo los niños y niñas en Palestina han demostrado una gran paciencia para morirse, porque se muere uno y no le hacen caso, y van sumando cadáveres hasta que primero los grandes medios de comunicación voltean a ver, y siguen muriendo para que ya salga la imagen. Y siguen muriendo para que la imagen sea vista y tienen que morirse de una forma escandalosa pues, indignante, para que la gente de arriba empiece a decir “oigan, no, qué estamos haciendo ahí”, o sea para hacer algo.

Cada vez nos sorprende más a los zapatistas lo poco de humano que hay en la humanidad de arriba. ¿Por qué es necesaria tanta sangre para que digan algo? Y luego resulta que matizan su posición: “sí mátenlos pero no lo muestren porque nos pone en evidencia”

Robert Fisk, que escribe en El Independiente, de la Gran Bretaña, decía de otra forma esto que estamos diciendo: es que los grandes medios de comunicación están en crisis porque la gente que los lee –que es clase alta, de alto poder adquisitivo y bien informada, dicen–, está indignada que por qué los tratan como idiotas los medios de comunicación tratando de presentar la masacre que hay en Gaza como si fuera un enfrentamiento o como si la culpa fuera de Hamas. Se siente la gente insultada pues, no porque tengan paga son tontos, algunos sí lo son, pero sí tienen inteligencia y se sienten insultados, y lo reconocía en un artículo, decía ‘es que estamos en crisis, la gente ya no nos cree, no nos toma en serio, pero además nos lo reclama’. En otros lados eso ya tiene años que está ocurriendo, como aquí en México.

Esto pues que está pasando en Palestina, de lo que nadie habla, de esa paciencia mortal de la niñez palestina, y nosotros decimos que es responsabilidad del gobierno de Israel. Nosotros siempre diferenciamos los gobiernos de los pueblos, sabemos que está la tendencia natural, aunque en otra ocasión habíamos dicho que el problema no es sionismo o antisemitismo, como quiera siguen los grandes cabezas diciendo tonterías por el estilo.

Nosotros no podemos decir que porque el gobierno de Israel es asesino, el pueblo de Israel es asesino, porque entonces van a decir que el pueblo mexicano es idiota porque el gobierno mexicano es idiota, y nosotros, cuando menos, no somos idiotas. Hay gente en Israel, no sabemos cuántos, noble, consiente, honesta, no necesita ser de izquierda, porque la condena a lo que está pasando en Palestina no tiene que ver con la posición política, es una cuestión de decencia humana, nadie puede ver esa masacre y decir que no está pasando nada o que es culpa de otro.

Esto que les explico de la crisis de los medios de paga y la emergencia de los medios libres, alternativos o autónomos, es una tendencia en la que en el largo camino de los medios libres o autónomos les van a pasar cosas, yo no quería decírselos, pero hay que decírselos.

Hay gente que se va a desmayar, dicen los compas, que es cuando se rinde uno, cuando deja su trabajo, la lucha, es que se desmayó dicen, es que se dejó la lucha.

Gente a la que los medios de paga le van a hacer así, ven para acá –a comer mierda, dijo un subdirector de un periódico, pero te van a pagar por comer mierda–, sea porque escribe bien, porque tiene buenos análisis, o porque encuadra bien la foto, el video o lo que sea.

Y se van a ir unos, otros que los van a traicionar, van a decir “no, ni madre, ese texto no es cierto, lo inventó”, o lo que sea. Y otros que van a claudicar. La claudicación es una palabra que entienden bien los compas, que quiere decir que estás en un camino y dices “ah no, siempre no, por aquí no, mejor me voy por otro”. Casi siempre en este caso tiene que ver no con dejar una chamba, que a veces uno tiene que trabajar para vivir, sino con dejar una posición respecto a lo que es el manejo de la información, en este caso de los medios libres, autónomos o alternativos.

Los problemas que van a tener es el de la paga, o sea tienen que sobrevivir. Supervivencia. Ése es su problema, no sólo como medios sino también como seres humanos tienen que comer todavía, ¿no? Aunque algunos ya lo están superando pero…

Lo que queremos que sepan ustedes también, y a través de ustedes otros medios libres, es que nosotros sí les reconocemos ese esfuerzo y sacrificio. Sabemos que es un pedo venir hasta acá para alguien que tiene paga, para alguien que no tiene paga es algo heroico. Nosotros se los reconocemos, lo conocemos, lo sabemos y los saludamos. Tengan seguro pues que si alguien va a tomar en cuenta eso que están haciendo, somos nosotros.

¿Dónde vamos a buscar la información? ¿En los medios de paga? No. ¿En las redes sociales? Tampoco. ¿En el inestable y encrespado mar de la red? Tampoco, te digo, puedes encontrar lo que sea.

Entonces hay un vacío sobre dónde está la información. El medio que usan ahora es también su límite, llegan a más gente pero también es el límite porque la gente que no tiene internet de mediana velocidad, que yo los reto a que bajen ahorita una página de ustedes, mta, me cae que hay otra guerra, otro alzamiento y hasta ganamos la guerra y no acaba de bajar completo. Debiera haber una versión así más ligera o algo así, la de esmarfon o lo que sea. Pero la mayor parte de sus interlocutores, o de los que debieran ser sus interlocutores no lo manejan, pero esto puede cambiar.

Nosotros decimos que en estos tiempos el medio principal de comunicación es la escucha, por eso nosotros nos referimos a ustedes como los “escuchas”. Hay gente, le decía yo a Moi, que tiene necesidad de hablar, no le importa si no la están escuchando, tiene que hablar y sobre lo que sea. Pero hay gente que sí se preocupa porque la escuchen, y para que la escuchen es que está apostando porque ese mensaje o esa palabra llegue más lejos.

La preocupación de los compañeros, compañeras, del CNI que vieron, es que traían encargo de que los escucharan. A diferencia de la otra campaña. Yo me acuerdo de esas pesadillas múltiples, el diván colectivo de “azótese, nosotros vamos”, que fue La Otra Campaña, donde cada quien decía lo que le venía, no le importaba si lo estaban oyendo o no, si le estaban entendiendo o no, el chiste era sacar ahora sí que como quien dice, su gana. Además era gratis, imagínate lo que te sale eso en el psicoanalista o en psiquiatra o como se diga ahora.

Entonces nomás avisarles que el medio es también el límite y hay que buscar. La fuente directa aparece ahora como la principal, y nosotros decimos: los pueblos originarios son los especialistas en escuchar. En realidad les estoy advirtiendo lo que se viene con el festival mundial de la rebeldía y la resistencia, o sea como un exhorto a que no sea el papelón de las reuniones de La Otra, las preparatorias y todo eso, porque estos compañeros y compañeras de los pueblos originarios son especialistas en el arte de la escucha, en la comunicación por excelencia.

Que el que está siendo el actor, o padeciendo, o ejerciendo una acción, te diga cómo lo ve, eso no impide que haya un análisis. Es lo que tú me dices pero yo veo tales cosas. Es el trabajo pues del informador.

Y nosotros vemos también en este manejo de los medios, a partir de la desgracia de la muerte de Galeano, que también en los medios está esta diferencia entre la limosna y el apoyo. En los medios de comunicación de paga si te ponen atención es algo que debes agradecer, y es algo que no le perdonan a los zapatistas, “todavía de que les echamos la mano”, ellos dirían “y nos muerdes la mano que te ayuda”. Nosotros no queremos indigestarnos, escupimos la mano, porque también la atención de los medios es para ellos una limosna.

En cambio, para los medios libres, alternativos, autónomos, etcétera, no es una limosna. Es un deber que están cumpliendo, que lo hacen a pesar de todas las dificultades que tienen, y es lo que nosotros decimos “un medio compa”. Ya sé que Tacho les hizo pedazos, por eso sacamos lo de los tercios compas, pues (nota: ahora sí el de la voz lo dijo correctamente. Atentamente “Los Tercios Compas”).

Pero ésa es la diferencia entre un medio de paga y un medio compa. No es que uno tiene dinero, o cobra, o no. La diferencia está en que para unos somos una mercancía, sea que hablen de nosotros o que no hablen; y para otros somos un espacio de lucha como el que ellos tienen y como hay miles en todos los rincones del mundo.

En el evento de ayer que era abierto a la prensa, sólo vinieron tres periodistas, cuatro, uno era de los tres vizcondes que calumniaron la muerte de Galeano, ése no entró. Los otros tres: era uno de Proceso, uno que hace trabajo en prensa en la frontera sur y otra que trabaja con Aristegui. Hasta ahorita sólo había sacado el de Proceso, pero ningún otro medio vino, no sé si es así tipo Paquita la del barrio, de despecho, lo que sea pues.

O cuántos muertos, porque no era un acto del EZLN, era del CNI, o cuántos muertos tiene que tener el CNI para que lo volteen a ver. “Muchos”, dirán los medios, para que se hace una mercancía, y luego para ver si vendemos que te mencionamos o vendemos que no te mencionamos.

La diferencia para nosotros es que el apoyo que se da al compañero no pone condiciones porque sabe que en realidad es parte de la misma lucha.

Entonces lo que nosotros vemos en este panorama caótico que les presento, es que con la ultra rapidez y el atiborramiento, abigarramiento, de información que hay, es paradójico que el mejor nivel o el nivel supremo de comunicación sea la compartición, este nivel directo.

Los compas han descubierto algo que ustedes han descubierto en su trabajo, que es el poder de la escucha. Si no es posible que todos estemos escuchando esto entonces se necesita alguien que agarre esa palabra y la aviente para atrás decimos nosotros, o sea con los pueblos, que es lo que hacen los escuchas. Y de una u otra forma es lo que hacen ustedes.

Pero como éste es el (según nosotros, ya saben, nosotros no sabemos nada de medios de comunicación), el nivel supremo ahora es la compartición y por lo tanto los que mejor lo manejan es a los que hay que escuchar. Me cae que los pueblos originarios están cabrones en eso, de la paciencia, todo eso, pero ya les va a platicar más el Subcomandante Moisés de eso.

Eso es lo que yo les quería decir. Compañeros y compañeras, no va a haber preguntas porque me cae que en 20 años ya me preguntaron todo lo que me tenían que preguntar, y yo creo que he recibido un certificado de impunidad para no contestar nada, pero ésta se las debíamos.

Todavía lo íbamos a hacer en esa madrugada pero como a mí me tienen ahora de tercio medio (nota: mmh… el de la voz no aprende. ¡Los tercios compas!) y estaba checando que les estaban pirateando todo, dijimos no, mejor que se lancen porque no es justo lo que están haciendo los medios de paga, porque además fue, no fue un robo, fue un despojo de desprecio. O sea, voy a agarrar y no voy a decir de quién fue porque a quién le importa ese pinche tuit o esa pinche página que nadie ve.

Que era el reclamo, según nos cuentan, que hacían los grandes medios de comunicación que llegaron a San Cristóbal: “ese Marcos está loco, cómo escoge a gente que ni siquiera tiene diez entradas en su página –así que denle más clic (inaudible), lleguen si quiera a cien–, y no nosotros que tenemos millones de lectores”.

Entonces se las debíamos, compañeros, ahí está. Galeano no se va a quedar callado, a veces va a hablar Tacho, a veces Moisés, a veces Galeano, a veces el que sea, el gato-perro, el que sea. Lo importante aquí es que cambió el interlocutor, uno. Dos, lo importante es la tendencia que nosotros vemos en su aparición como medios libres, autónomos, alternativos, etcétera.

El hecho de que hayamos creado los tercios medios (nota ¡Arghhhh! L-o-s T-e-r-c-i-o-s C-o-m-p-as!) para que no tengan que pararse esta chinga de venir hasta acá, para estarles mandando material. Es no sólo eso que reconocemos y valoramos su trabajo, sobre todo reconocemos y valoramos el sacrificio y la chinga que hacen para voltear a ver para acá.

Por eso también a ustedes en especial y en general a todos los compañeros de la Sexta, gracias.

Es todo ciudad Gótica. (nota: el de la voz quiso imitar la voz del supervillano Mr Bane, pero no le salió)

Fin de la intervención del SupGaleano.

(Transcripción del audio original a cargo de “Los Tercios Compas”. Eso sí, bajo protesta y algo encabronad@s por los gazapos, pero ni modos, así es la chamba, que se sufre pues)

Copyleft: “los tercios compas” 12 agosto del 2014. Se permite la reproducción sin recurrir al autoerotismo, la circulación underground y el consumo en modo “atásquense que hay lodo”.


Segunda parte: palabras del Sub Moisés.

Bueno, compañeros, compañeras, escucharon lo que dijo el compañero Subcomandante Insurgente Galeano. Eso es lo que vemos, eso es lo que pensamos.

O sea necesitamos la fuerza de uno a otro porque si lo entendemos de cómo está la vida, entonces por qué no lo entendemos de cómo tenemos que enlazarnos unos a otros.

Algunos otros compañeros que quedan acá, que estuvieron como medios libres pero al mismo tiempo como CNI, esos y esas compañeras los escucharon y los vieron. Deben ahora sí que hacer compartición entre ustedes porque no es lo mismo de que yo platico pero yo no he escuchado.

Es allí donde se siente entonces que tenemos que enlazarnos, tenemos que agarrarnos de las manos unos a otros.

Como se les preguntaba a los compañeros del Congreso Nacional Indígena, de que tenemos que agarrarnos juntos, o sea indígenas y no indígenas, y los compañeros, ¿en una sola voz sale pues la palabra? Sí. O sea que los compañeros se entiende la vida de los que no son indígenas, entonces cómo vamos a hacer eso, ¿cómo vamos a luchar?

O sea hay un gran trabajo que es mucho más, nosotros pensamos que es mucho más difícil pues a ustedes los que viven en la ciudad, aunque también nosotros, los que vivimos en las comunidades como Congreso Nacional Indígena, pero por lo menos ahí todavía queda lo que es lo común, pero en las ciudades no.

Atrás de la barda de donde vive uno no sabe qué problema tiene su vecino, a veces ni lo conoce quién es su vecino; y en las tres paredes, yo vivo aquí y ahí vive la otra, el otro vecino y ahí vive el otro; no se preocupa mi vecino qué me está pasando a mí, ni yo me preocupo por parte de él o de ella. Y así está encadenado.

Entonces pues es un trabajo muy fuerte, con lo que viene, lo que dicen los compas “la bestia que viene”, pues entre todos nos van a destruir. Entonces cómo podemos hacer ese trabajo. Pero ahí lo que nosotros pensamos, no les estamos pidiendo de que entonces háganse indígenas, pero ni nos pidan tampoco que pensemos o que seamos como ciudadanos que están ahí.

No. Cada quien luchemos pero estemos unidos. Recuerden que como decía el finado SubMarcos, por tanto que hemos escuchado, por escuchar en varios de los caracoles que hemos hecho encuentro, tratamos de decir qué es lo importante y la hora de –por cierto, varias veces se hizo aquí–, no llegamos de acuerdo. Todos tienen las ideas buenas y no sale pues porque a fuerzas quieren que sea aceptado lo que dice uno, lo que dice otro, y esto, pero a los compañeros, lo que podemos hacer es ver cuál es lo que sí les funciona, pero solamente esto podemos detectarlo si es que escuchamos y si es que observamos.

Ya ven que algunos aquí, los que ya habían entrado ya en la última, el cierre de la asamblea del CNI, esperaban los compañeros que alguien va a dar la palabra para que se cierra, y no es que así lo teníamos acordado que así se iba a cerrar, bueno, para los que lo vieron, porque son los mismos compañeros lo cerraron, no estaba acordado.

Entonces se dieron cuenta de que pasó uno, ‘ah, entonces yo también quiero decir’. Cuando empezó querían dar todavía como compartición, pero se dieron cuenta de que no, ya es el cierre. Se encarrilaron ahí luego, luego y así se cerró, ¿por qué? Porque es nada más el sentido de que es de los compañeros la asamblea y por lo tanto son los asambleístas los que tienen que cerrar la asamblea. Esas cosas, por ejemplo.

Necesitamos ver qué cosa es que funciona y que entonces se sienten que todos somos iguales. No es eso de que “yo soy la más importante o el más importante”. Pensamos nosotros es que no. Pensamos que ése es ejemplo, cómo podemos hacer entre todos nosotros eso. O sea que vayamos encontrando cómo es eso que decimos que un mundo nuevo.

Hay que ir trabajando eso. Tan es así que los compañeros del Congreso Nacional Indígena dijeron: sí necesitamos compartir, no sólo nomás nosotros los indígenas, queremos compartir con los compañeros y compañeras de la Sexta nacional e internacional. Luego entonces, cómo vamos a compartir, porque hay que pensar los que no le entran a la Sexta, ¿cómo vamos a compartir con ellos y con ellas?

O sea, ¿cómo vamos a respetarnos? ¿Cómo vamos a construir ese respeto? Porque hay que construir ese respeto, así como estamos ahorita, esto. Y creo que entonces tenemos que mostrar ese ejemplo, compañeros y compañeras de la Sexta de la ciudad, y compañeros y compañeras de la Sexta en el campo, y que nos encontremos y nos sentimos uno solo, sin pedirnos dejar lo que somos, sino que nos unimos a lo que queremos, a este mundo.

Por ejemplo, cuando estábamos preparando esta compartición con los compañeros bases de apoyo, pensaban los compañeros y compañeras que (nosotros como mandos) íbamos a decirles “esto es lo que van a hacer”. No. Se tuvo que hacer la asamblea aquí donde están sentados ahorita, y empezó a salir las ideas y hasta que lo encontramos donde lo sentimos, como dicen los compas, estos son los puntos.

Pero salieron un montón de apuntes y hasta que comúnmente dijeron ‘esto es’. Para eso se enriqueció mucho, porque decían nuestros compañeros: la tierra –la madre tierra, como hablamos– se dice que en el marxismo, en el leninismo se dice que la base principal del capitalismo es los medios de producción, que es la tierra. Entonces los compañeros dicen no.

Y les preguntábamos por qué. Porque no, sí sabemos que así piensa el capitalismo y así nos hizo el favor de dejar escrito, ésos, los que transmitieron la idea, pero nosotros tenemos que entender, tenemos que luchar para decir ¡ni madres! No vamos a permitir que sea así.

Entonces la tierra, la madre tierra, es la base fundamental de la vida de los seres vivos, así sale de los que estábamos sentados acá.

–A ver, compañero, compañera, argumenta eso.

–Sí –dice–, porque entonces campo y ciudad, seres humanos en el campo y en la ciudad viven la tierra, y todo lo que hay encima de la tierra, los bichos, más lo que hay abajo, también es su base de la vida, los gusanitos, eso. ¿Por qué vamos a permitir a esos bestias que vienen a destruir?

Y luego entra en discusión otra vez así:

–¡Ah, chingá! ¿Cómo vamos a hacer? Cómo vamos a hacer porque estamos diciendo de que es medio de producción y hay que quitárselos.

Así dijimos, porque se acuerdan que en uno de los encuentros ahí en CIDECI, el finado SubMarcos cuando presentó el bote de la coca ahí es donde decíamos que sí es medio de producción para nosotros, entonces que hay que quitar. Entonces cómo vamos a hablar con los compas del CNI, que tenemos que entenderlo que tenemos que quitar como medio de producción.
Otra vez empezamos a discutirlo eso. El problema de aquí es quién tiene las mejores tierras y quién se adueña de la riqueza que tiene la tierra. Ahí es donde empezamos a apartar eso.

–No, pues es que son los transnacionales o los terratenientes, y por lo tanto sí se necesita de que hay que quitárselo.

Hay que quitárselo, nada más que ahora sí, entre todos los que vivimos en esa tierra, la madre tierra, todos tenemos que cuidarlo. Y hay compañeros que ahí dicen otra vez:
–Sí, porque los que viven en la ciudad cuántas toneladas le va ahí en el excremento y se va en un río, entonces contaminan el río. Y los empresarios lo tienen jodido a la madre tierra.

Pero bueno, es nada más una partecita, cómo es tan rico cuando vemos común. Entonces les estoy pasando eso porque como que se necesita que haya compartición. No sé cómo lo vayan a hacer eso, porque se necesita organización, se necesita trabajo, se necesita pensar pues.

Pero creo que en el espacio que ya acordaron los compañeros, en el espacio como compañeros y compañeras de la Sexta, que se vaya organizándose eso y cada quien va a tener que luchar de lo que va a tener que transmitir.

De verás que se siente que si alguien transmite lo que ha observado, o lo que ha trabajado, o lo que ha convivido con el pueblo. Porque luego se siente de que alguien así como presumiendo “es que yo”, “es que mí” o “él”, o “ella”. O sea, lo estás levantando a él, a ella, y lo real, no es cierto, es lo que estábamos explicando entre nosotros como CNI, que tenemos que consolidar lo que era antes, que verdaderamente representaban a los compañeros, las compañeras.

Porque todavía existen. Claro que lo quieren destruir por completo, pero no han podido el capitalismo. Pero sí hay una buena parte ya que sí, pero es por el control está haciendo su trabajo.

Entonces creemos de que con esto algo va a tener que venir, otro trabajo. Porque esto, no se crean que nosotros lo planeamos, ésa es una de las cosas, nosotros no lo planeamos esto, vino del mismo de los compañeros y las compañeras; eso es uno de lo que les compartía a los compañeros casi finalizando la asamblea.

Y eso queremos compartirles también aquí como medios libres, porque vemos que cuando hablamos a nuestras bases, a nuestros pueblos, nada más tenemos que apoyarlos a ellos y acordar con ellos y con ellas si les parece pues de lo que sale en su participación de ellos y de ellas.

Estaba eso de que nosotros estábamos como entregando la herencia, como decimos. Y la única herencia que íbamos pasándoles de cómo se tiene que trabajar, cómo se tiene que cuidar y todo eso, pues es la organización como EZLN y la autonomía.

Entonces los compañeros y las compañeras decían, “te falta otra, porque qué vamos a hacer, no sabemos qué vamos a hacer con eso –sobre de la Otra Campaña–. Y es también ahí donde a nosotros eso nos despertaron porque entonces qué íbamos a decir de la Otra. Ahí es donde les dijimos:

–Pues más bien ustedes. Lo que queremos de la Otra es que el pueblo se organiza y que un día tiene que mandar ese pueblo, o sea es lo que ustedes están haciendo. Entonces ustedes tienen que compartir con los compañeros de la Sexta, los que le entran al trabajo de la Sexta. Eso fue una campaña que hicimos, por eso se llama Otra Campaña, pero los que le entran al trabajo de lo que dice la Sexta, que es organizarse, que es luchar y ser anticapitalistas, entonces hay que compartir con esos compañeros y compañeras.

Como estábamos discutiendo eso, ya entre todos y todas, ahí es donde sale.

–Pues como que hay que hacer una escuelita entonces –dicen los compás.

Por eso de ahí nace, pues se va a llamar escuelita porque así sienten, sintieron los compañeros que es una cosa chiquitita, es una escuelita. Entonces vamos a probar y vamos a hacer. Y sí, ayudó mucho, y muchos de los compañeros y compañeras, de los alumnos y alumnas que vinieron, tienen otro forma de pensar ahora porque ya lo vieron en sus propios ojos, no es porque se lo cuentan, no es porque vieron en película, sino que las vivieron esas horas que estuvieron ahí.

Entonces de seguro que esos compañeros alumnos y alumnas que vinieron, algo quizás, nos van a querer compartir.

Entonces eso es lo que vemos.

Pero muchas veces cuando hacemos ese tipo de compartición, a veces se calma unos minutos y luego nos empezamos a hacernos pregunta de todo lo que ya dijimos. ¿Qué vimos? ¿Qué pensamos? ¿Qué creemos?

Entonces aquí los compañeros, los que estuvieron como Congreso Nacional Indígena, y lo que ahora escucharon otra vez ahorita, ¿cómo lo ven? ¿Qué se imaginan? Y como medios que llegaron pues escucharon lo que presentaron los compañeros en la clausura, a lo mejor de ahí tienen alguna pregunta pues, porque dentro de la pregunta vámonos ayudando y vámonos aclarando lo que no está claro, así que si tienen pregunta hagan la pregunta y si no hay quiere decir que todo está claro… o nada se entendió.

(Fin de la intervención del Sub Moisés, siguen las intervenciones y preguntas de los medios libres y l@s compas de la sexta mundial presentes)

(Transcripción del audio original a cargo de “Los Tercios Compas”)

Copyleft: “los tercios compas” 12 agosto del 2014. Se permite la reproducción in vitro, la circulación aún con carga vehicular y el consumo desmedido.


Portafolio

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 359 / 4315626786

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License