Ké Huelga Radio

3 textos de Mumia Abu Jamal

Miércoles 9 de abril de 2014

Escuelas cerradas

Es una crisis nacional. Y lo que es peor, es un crimen.

Las escuelas en todas partes de la América Negra igual que en los barrios latinos, están cerradas –sus ventanas tapiadas.

¿Qué significa esto? Que la única fuente del progreso social ––la educación–– se está acortando para que muy pocas personas tengan acceso a ella.

La clase política ha sido comprada y trivializada al grado que, o apoya este trágico proceso o se queda callada.

Se está preparando el terreno para la corporatización de la educación. La propia noción de la escuela pública está echada al basurero de la historia.

¿Por qué? La respuesta es sencilla y tiene que ver con los impuestos.

En un momento Diane Ravitch fue una vehemente y obstinada defensora de las escuelas corporativas, impulsada, al parecer por los problemas en el sistema nacional de educación. Sin embargo, ella ha experimentado un dramático cambio de actitud y, en una serie de artículos, condena el proceso de privatización.

Ravitch escribe:

“Ninguna nación del mundo ha eliminado la pobreza con la estrategia de despedir a sus maestros o entregar sus escuelas públicas a administradores privados; la investigación académica tampoco apoya tales medidas. Pero estos inconvenientes datos no disminuyen el fervor de los que impulsan las reformas.

Esta nueva especie de promotores incluye principalmente especialistas de Wall Street en la administración de fondos de inversión libre, oficiales de fundaciones, ejecutivos corporativos, empresarios, y formuladores de políticas ––pero muy pocos educadores con experiencia en las escuelas. El alejamiento de los reformadores de las realidades de la enseñanza y su indiferencia a la investigación académica, les lleva a ignorar las importantes influencias que tienen la familia y la pobreza ….*

A pesar de esta penetrante crítica publicada en una revista nacional, el proceso sigue. Las ciudades usan los impuestos de los contribuyentes para financiar la maquinaria de represión mientras cierran las instituciones de razón y aprendizaje.

Las escuelas charter (escuelas privadas subvencionadas) son la novedad.

Escuelas corporativas. Escuelas para la gente que puede pagar. Para los pobres ––nada. Ya ni siquiera se disimula. No es necesario. Estamos en la edad de los grandes negocios.

La gente en el poder no tiene que preocuparse por esto. Pero nosotros, sí. El cierre de las escuelas significa la expansión de las prisiones.

Es así de sencillo ––y así de feo.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

*[Fuente: Ravitch, Dian, “Schools We Can Envy”. New York Review of Books,
Mar. 8. 2012 (vol. LIX: No. 4), pg. 19]

  • © ’14 maj

9 de marzo de 2014

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México

http://amigosdemumiamx.wordpress.com/2014/03/20/escuelas-cerradas/


Despojo de tierras

Con la anexión de Crimea a la Federación Rusa, los políticos de Estados Unidos se han vuelto locos, armando un escándalo sobre el asunto y comparándolo a la toma de Polonia por parte de Hitler. Gruñen sobre las violaciones del derecho internacional y la apropiación de tierras.

Los estadounidenses y europeos, citando amenazas de desestabilización regional, anuncian la imposición de sanciones a Rusia casi de inmediato, pero el que los estadounidenses se alboroten sobre una apropiación de tierra implica un repudio a la historia de su propio país.

¿Cómo se fundó Estados Unidos a no ser por el despojo de vastas extensiones de tierras de los llamados indios, y después, de los mexicanos?

¿Fue ilegal? Síp.

¿Fue una violación del derecho internacional? Síp.

Los tratados son pactos entre naciones y Estados Unidos ha violado tantos tratados con las naciones originarias que da vergüenza nombrarlos.

Y ¿se acuerdan de Tejas? Era parte de México hasta que los colonos se rebelaron. Durante casi diez años fue un país independiente hasta 1845, cuando Estados Unidos lo anexó. Nevada. Nuevo México. Arizona. Utah. Colorado. California. Todo este territorio era parte de México, hasta Estados Unidos empezó una guerra para justificar un despojo de tierras. Para 1848, la guerra había terminado, y más de un millón de kilómetros cuadrados se volvieron parte de Estados Unidos.

No soy experto sobre Crimea, tampoco sobre Rusia, pero sé que el territorio fue anexado por el imperio ruso en 1783 y que era parte de Rusia hasta 1991, cuando fue cedido a Ucrania. Visto desde esta perspectiva, Rusia tiene un reclamo más acertado a Crimea que Estados Unidos tenía al noroeste de México.

¿Estados Unidos debe devolver las tierras que robó de México? ¿Y después devolver los millones de kilómetros cuadrados que tomaron a la fuerza de las naciones indígenas en estafas que violaron tratados internacionales? La idea nos parece un poco absurda ¿verdad?

Pero en 1999, nuestro vecino al norte, Canadá, devolvió una inmensa área de humedales a los descendientes del pueblo originario, los Inuit. La región de Nunavut es más o menos del tamaño de la región involucrada en la transacción conocida como la “compra de la Luisiana”, cuando Francia vendió un vasto territorio a Estados Unidos, duplicando el tamaño del país de la noche a la mañana.

La idea es una locura en Estados Unidos. ¿¡Devolver tierras?! Pero en Canadá, es historia.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

— © 12 maj

21 de marzo de 2014

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México


Trabajando por un cambio

Queridos hermanos y hermanas

Queridos integrantes del DC-37, Local 372*

Queridos compañer@s trabajadores:

Mientras consideraba lo que les iba a decir, miles de pensamientos inundaron mi cabeza.

Me pregunté sobre sus hijos e hijas, y en algunos casos, sus nietas, sus nietos. ¿Qué saben ellos del trabajo de mamá o del sindicato del abuelo?

¿Saben algo, aunque sea a grandes rasgos, de la historia de lo que la clase trabajadora sufrió y de su lucha por una semana laboral de 40 horas? ¿ por un salario digno? ¿por los convenios colectivos de trabajo? ¿por la atención a la salud? ¿por las pensiones?

Lamento decirlo pero sé que la mayoría de los que han sido educados en las escuelas públicas, saben poco o nada de estas cosas.

¿Cómo lo van a saber? si están abrumados por tantas evaluaciones punitivas y sin sentido? ¿Cómo podrían saberlo? No les da tiempo estudiar esta historia.

Ésta no es la historia antigua, pero es algo como si se preguntara sobre la Guerra de Troya.

Por lo regular, sus hijos no saben de esta historia simplemente porque no se enseña en las escuelas. No se considera digna de aprender porque la clase trabajadora no tiene el poder social para insistir en esto.

Los amos del capital se aseguran que este importante mensaje no se transmita a la juventud porque podría fortalecer su conciencia de clase.

Lo más angustiante es la transmisión de una falsa conciencia, inculcada por los medios corporativos, la cual centra la mente en cosas, y no en la gente. (Ésta le pueden llamar ‘la conciencia bling’.)

Este punto de vista denigra a los sindicatos a pesar de sus enormes aportes sociales a la clase trabajadora.

Hace más de un siglo, un inmenso movimiento laboral se extendió por muchas ciudades estadounidenses impulsado por los Trabajadores Industriales del Mundo (la IWW por sus siglos en inglés, o ‘los Wobblies”). La IWW pretendía unir a todas y todos los trabajadores en un gran sindicato.

Los capitalistas, en contubernio con la prensa corporativa, desataron una guerra de desprestigio y difamación contra los Wobblies, preparando el terreno para una campaña de represión legalizada del Estado, la cual los corrió del escenario de la historia.

Actualmente, en gran medida, quedan en el olvido, de la misma manera que los esfuerzos de ustedes han sido olvidados por sus hijas e hijos, sus nietos y nietas.

Pero imagínense el mundo que ellos pudieron haber construido, uno en el que la gente estuviera unida a pesar de las líneas falsas de división social.

¡Imagínense el poder social que tendrían!

Los sindicatos no pueden hacerse a un lado como sacerdotes arrodillados mientras Roma arde. Es preciso que vivan y luchen en el mundo ––este mundo–– por la justicia social.

Es imprescindible que se opongan al Estado encarcelador, el cual devora el futuro de sus hijos.

Ésta es nuestra lucha. Espero que se nos unan. ¡Gracias!

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

*[N. de la T.] Consejo del Distrito 37, Local 372 de los Empleados del Consejo
de Educación en la Ciudad de Nueva York

  • © ’14 maj

19 de marzo de 2014

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México


Escribe una carta a Mumia a:

Mumia Abu-Jamal #AM8335
SCI Mahanoy
301 Morea Road
Frackville, PA 17932


"No voy a decirle a la gente qué hacer o cómo organizarse. Ya sabe hacerlo. Creo en
la gente. La gente nunca te falla. Hace lo correcto porque sabe en su corazón lo que
es correcto. Mis respetos." —MAJ



Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 88 / 4315560626

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License