Ké Huelga Radio

Incumple PGJDF debido proceso en caso Yakiri

Miércoles 29 de enero de 2014
JPEG - 45 KB

Fotografía ministerial desaparecida del expediente

Por: Lucía Lagunes Huerta y Anayeli García Martínez

Cimacnoticias | México, DF.- 27/01/2014

Al documentarse irregularidades en el caso de la presunta violación de la joven, la Procuraduría está en el ojo del huracán por sus omisiones al indagar delitos sexuales.

Sin importar su denuncia por violación, el carácter de víctima con el que entró Yakiri Rubí Rubio Aupart a la agencia 50 de la PGJDF el 9 de diciembre de 2013, se desvaneció por la imputación de un hombre que la acusó de homicidio, negando con ello un debido proceso.

Ahora ella está presa en el penal femenil de Tepepan, acusada de homicidio doloso. Sobre su cabeza pesa una posible sentencia de 60 años de prisión.

Según el Comité Ciudadano por la Libertad de Yakiri, desde un inicio se abrió un expediente del que “desaparecieron” pruebas que muestran la violencia a la que fue sometida, como fotografías ministeriales que registran las lesiones en su cuerpo al tratar de defenderse.

Dicho Comité detectó 10 irregularidades graves en las que habría incurrido la autoridad, con lo cual se violó el debido proceso, como no creer la declaración de la joven, la “pérdida” de pruebas, y el hecho de que desde el día de la denuncia Luis Omar no se haya vuelto a presentar ante la PGJDF.

A esto se suma el hallazgo del 24 de enero de la defensa de una averiguación previa que se inició el 9 de diciembre contra Yakiri por “robo agravado”, sin informarle.

Cimacnoticias tuvo acceso a parte de la indagatoria inicial, en la cual queda asentado el carácter de víctima de Yakiri.

De acuerdo con la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de violación sexual de Inés Fernández es importante “la declaración de la víctima sobre un hecho de violencia sexual como fundamental en la investigación, juzgamiento y sanción de los hechos”.

Mientras de la averiguación “se perdían” pruebas, la autoridad se inmiscuyó en la vida personal de Yakiri: rastreó sus llamadas telefónicas e indagó sus relaciones de pareja a la vez que abandonó la investigación por violación y se concentró en la de homicidio.

LOS HECHOS

En su declaración Yakiri afirmó que cerca de las 7 de la noche salió de trabajar. Su plan era encontrarse con su pareja en la estación del metro Doctores, en el lugar dos sujetos en una motoneta naranja se le acercaron ofreciéndole un raite, al que ella se negó. Hoy sabemos que sus agresores son los hermanos Miguel Ángel y Luis Omar Ramírez Anaya.

Miguel Ángel se bajó de la motoneta, la agarró por la espalda, la amagó con una navaja, la obligó a subir y ella quedó en medio de los dos hombres.

Se dirigieron al hotel Alcázar en la colonia Doctores y antes de entrar al estacionamiento Luis Omar descendió del vehículo mientras Yakiri y Miguel Ángel entraban. Los encargados del hotel saludaron al agresor con familiaridad. Sin registrarse, sin pagar y sin llave subieron al primer piso y entraron a la habitación 27 que se encontraba abierta.

Una vez adentro, ella suplicó una y otra vez que no le hiciera nada. En ese momento entró Luis Omar. Ambos la aventaron de espaldas contra la pared. Miguel Ángel abusó de ella. La joven intentó zafarse y rogó por su vida. Para dominarla, el sujeto usó la navaja y la hirió en el brazo. En medio de la violencia Luis Omar salió de la habitación.

Miguel Ángel sostenía la navaja. Para evitar que se la clavara en el pecho ella agarró el filo. Con sus dos manos Yakiri logró doblarle la mano y herirlo en el cuello. Él se agarró la herida, tomó su ropa y se fue.

Enseguida ella salió desnuda y pidió auxilio en la recepción del hotel, pidió que lo agarraran, que no lo dejaran ir. Gritó que la habían violado e intentado matar.

Como nadie la ayudó, regresó a la habitación, se vistió a medias y salió en busca de auxilio. Al ver una motopatrulla sobre la avenida Niños Héroes solicitó ayuda, contó brevemente lo ocurrido a los policías y se dirigieron a la agencia 50 que está a una cuadra.

ACUSACIÓN

A las 8:50 de la noche del lunes 9 de diciembre, Yakiri denunció los hechos ante el MP. Narró lo ocurrido cuando de repente entró Luis Omar. Ella lo vio y gritó “él es el otro con el que estábamos”. Él le espetó: “Maldita, te voy a matar, tu lo mataste”. Señalamiento que bastó para que la joven pasara de ser víctima a “victimaria”.

El MP abrió una averiguación previa por homicidio doloso y no por violación. El 17 de diciembre el Juzgado 68 Penal, a cargo de Santiago Ávila Negrón, consideró que había pruebas suficientes y le dictó auto de formal prisión, fue recluida primero en el penal de Santa Martha Acatitla y después trasladada a Tepepan.

Ese mismo día la abogada Ana Katiria Suárez Castro logró iniciar la averiguación ACI/T3/405/13-12 D01 por violación sexual en la Fiscalía de Investigación para Delitos Sexuales.

La Fiscalía rescató la primera exploración física del 10 de diciembre, que consigna 20 lesiones en el cuerpo de Yakiri que concuerdan con su narración. No obstante las irregularidades de la PGJDF no se han subsanado.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 141 / 4315417444

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License