Ké Huelga Radio

Noticias de la huelga en la UACM

Sábado 29 de septiembre de 2012

Propuesta de la comunidad en lucha para solucionar el conflicto

Ciudad de México a 27 de septiembre de 2012

A la comunidad de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México
A los habitantes de la Ciudad de México
A la opinión pública:

Conscientes de la necesidad de normalizar de manera inmediata las actividades de docencia, investigación, difusión, extensión y cooperación en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y preocupados por el estancamiento del diálogo y la falta de disposición de las autoridades universitarias para dar salida institucional a la crisis que vive la UACM, el Consejo Estudiantil de Lucha, los Consejeros universitarios en defensa del voto y la legalidad y el Foro Académico de la UACM, proponemos la siguiente

Ruta para la resolución de la crisis institucional y la restitución de la legalidad en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México

Primera etapa
Instalación legal del Tercer Consejo Universitario y proceso de revisión y resolución de impugnaciones

a) De la integración del Tercer Consejo Universitario. El Tercer Consejo Universitario estará conformado, en tanto no se emita resolución a las impugnaciones al proceso electoral, con los 55 titulares de las fórmulas de los sectores académico y estudiantil que obtuvieron el mayor número de votos según se asienta en las actas de escrutinio de las jornadas electorales del 10, 13 y 14 (29 académicos y 26 estudiantes) más los seis representantes administrativos electos y la Consejera Rectora.

Los consejeros cuyas fórmulas hayan sido objeto de impugnación directa se abstendrán de participar en comisiones y órganos temporales así como de emitir su voto en las sesiones del pleno del CU. Esta abstención se hará efectiva a través de un acuerdo de suspensión temporal de derechos, quedará comprometida por escrito y tendrá efecto hasta que el CU emita resolución a las impugnaciones.

Si el CU resuelve desechar la impugnación, el acuerdo de suspensión dejará de tener efecto y los involucrados recobrarán plenos derechos. En caso de que la impugnación proceda y la resolución fuera desfavorable para los candidatos impugnados, éstos presentarán su renuncia al Consejo Universitario.

b) De la convocatoria a la sesión de instalación del Tercer Consejo Universitario. Se emite una convocatoria conjunta al menos por la mayoría simple de los consejeros de los sectores académico y estudiantil (15 consejeros académicos y 14 consejeros estudiantes).

c) Del orden del día.

i. Registro de asistencia y verificación de quórum
ii. Elección de mesa de sesiones o integración de la Comisión de Organización.
iii. Declaración de apertura de la sesión.
iv. Lectura de las actas de escrutinio emitidas por el Colegio Electoral los días 10, 13 y 14 de agosto de 2012.
v. Declaratoria de reposición del procedimiento de la sesión del 22 de agosto de 2012.
vi. Instalación del Tercer Consejo Universitario con los 55 consejeros académicos y estudiantes y seis representantes administrativos electos en urnas y la Consejera Rectora.
vii. Creación del órgano electoral encargado de revisar y elaborar un dictamen de resolución a las impugnaciones al proceso electoral.
viii. Aprobación de las atribuciones del órgano electoral, de plazos y términos para cumplir con su mandato.
ix. Instrucción al ex Secretario Técnico de la Comisión de Organización de la Segunda Legislatura del CU para la entrega inmediata de un informe por escrito y del archivo documental y electrónico del proceso electoral así como para la atención a todos los requerimientos que pueda solicitar el órgano creado.
x. Suspensión de derechos a los consejeros universitarios con impugnaciones y firma de cartas compromiso.
xi. Declaratoria de nulidad de los actos realizados a nombre del Tercer Consejo Universitario a partir del 22 de agosto de 2012.
xii. Creación de la Comisión temporal para el establecimiento conjunto de las condiciones para la entrega de planteles.
xiii. Aprobación de las atribuciones, plazos y términos de la Comisión temporal para el establecimiento conjunto de las condiciones para la entrega de planteles.
xiv. Cancelación, en un plazo máximo de tres días hábiles, de todos los procedimientos legales iniciados por la Universidad en contra de integrantes de la comunidad universitaria a partir del 22 de agosto pasado.
xv. Convocatoria a sesión extraordinaria al quinto día hábil siguiente.

d) De la integración, facultades y plazos del órgano electoral temporal.
Integración. El órgano electoral temporal se integrará paritariamente por tres consejeros académicos y tres consejeros estudiantes cuyos derechos no estén suspendidos.

Facultades. El órgano electoral temporal deberá:

  • convocar a una jornada de ratificación de impugnaciones al proceso electoral;
  • conocer las impugnaciones ratificadas vigilando estrictamente el respeto de los derechos y garantías constitucionales del debido proceso: derecho de audiencia, derecho de defensa, publicidad, transparencia, entre otros;
  • elaborar un punto de acuerdo con la propuesta de resolución de las impugnaciones para su presentación y aprobación en el pleno del Consejo Universitario atendiendo a los siguientes lineamientos:
  • si la impugnación versa sobre el registro del titular de una fórmula y es resuelta favorablemente, proponer la renuncia del titular de la fórmula y su sustitución por consejero suplente;
  • si la impugnación impacta a la fórmula y es resuelta favorablemente, proponer la renuncia de titular y suplente y la reposición del proceso electoral en un plazo máximo de 30 días naturales contados a partir del día siguiente de la entrega de los planteles.

Plazos: El órgano electoral temporal contará un plazo máximo de cuatro días hábiles contados a partir del día siguiente de su creación para entregar un punto de acuerdo sobre la resolución a las impugnaciones al Consejo Universitario, quien las discutirá y votará en sesión extraordinaria programada para el quinto día hábil posterior a su instalación.

Segunda etapa

Establecimiento conjunto de las condiciones para la reapertura de los planteles

a) De la integración de la Comisión temporal para el establecimiento conjunto de las condiciones para la reapertura de los planteles. La Comisión temporal se integrará paritariamente por tres consejeros académicos y tres consejeros estudiantes cuyos derechos no estén suspendidos y tendrá como único interlocutor al Consejo Estudiantil de Lucha (CEL).

b) De las funciones de la Comisión Temporal y los plazos del establecimiento conjunto de las condiciones para la reapertura de los planteles. La Comisión temporal se reunirá con el CEL al día hábil siguiente de la instalación del Consejo Universitario para instalar una sesión permanente que defina conjuntamente, en un plazo máximo de cuatro días hábiles, las condiciones para la reapertura de los planteles. Al día hábil siguiente, la Comisión temporal presentará al Pleno del CU, citado en sesión extraordinaria, los puntos de acuerdo pactados con el CEL. Al término de la sesión, el Pleno del CU publicará los acuerdos alcanzados y girará instrucciones a las instancias correspondientes para darles cumplimiento.

Tercera etapa
Entrega y reapertura de planteles

El Consejo Estudiantil de Lucha entregará los planteles tomados al día hábil siguiente de que el CU haya publicado oficialmente los acuerdos alcanzados en su última sesión extraordinaria y haya instruido a las instancias correspondientes para darles cumplimiento.

Si la adminstración universitaria muestra voluntad política y actúa con responsabilidad institucional, la Unversidad Autónoma de la Ciudad de México puede salir fortalecida de la crisis actual y normalizar su vida académica en un plazo no mayor a once días hábiles.

Día uno: Convocatoria a la sesión de instalación legal del Tercer Consejo Universitario
Día cinco: Sesión de instalación del Tercer Consejo Universitario
Días seis, siete, ocho y nueve: Sesión permanente del órgano electoral temporal y de la Comisión temporal para el establecimiento de condiciones para la reapertura de los planteles.
Día diez: Sesión del pleno del Tercer Consejo Universitario, publicación de acuerdos e instrucción a instancias competentes.
Día once: Entrega y reapertura de los planteles ocupados por el movimiento estudiantil.

Nada humano me es ajeno

Consejo Estudiantil de Lucha, Consejeros universitarios en defensa del voto y la legalidad, Foro Académico de la UACM.


Mensaje recibido la noche del viernes 28 de septiembre

ATENCIÓN (SOBRE CASA LIBERTAD):

A fin de dar claridad a los rumores desatados por la toma del plantel de Casa Libertad informo las siguientes versiones confirmadas. El plantel Casa Libertad se encuentra tomado por al menos 100 estudiantes. Durante la toma algunos estudiantes de ingeniería agredieron físicamente a estudiantes que conforman el movimiento estudiantil, uno de ellos tiene lesiones menores. Asimismo, algunos "estudiantes" en contra de la toma rompieron los cristales de la entrada, en donde ahora se ha levantado una barricada. El coordinador del plantel se rehúsa a abandonar el inmueble, junto a tres estudiantes. Uno de ello, se presume puede ser Romina (conocida orozquista), quién al parecer se ha reportado como secuestrada. Algunos "estudiantes" en contra del cierre permanecen en las inmediaciones del plantel. Han llegado granaderos con el fin de "evitar enfrentamientos". Por ahora, lo más grave parece haber pasado, no obstante se invita a todos a estar al pendiente de lo que sucede en Casa Libertad, ya que la amenaza de un enfrentamiento aún esta latente.

En las instalaciones se encuentran por su propia voluntad Etzel Blas Bautista coordinador de proyectos, Victor Moreno trabajador técnico manual, el profesor de Ciencia y Tecnología Mariano Matias Romualdo, Adrian Miguel Castillo Coordinador del plantel y dos estudiantes que no sean querido identificar, todos se encuentran bien.


La Unión de Colonos de San Miguel Teotongo se encuentran a las afueras del plantel Casa Libertad en apoyo a los paristas y para evitar la violencia.


Solución ya al conflicto en la UACM

Gilberto López y Rivas

Fiel reflejo de la truculenta realidad del país, la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) atraviesa una grave crisis ocasionada paradójicamente por su propia rectora, quien en una de sus últimas acciones irresponsables desconoció los resultados de las elecciones que la sitúan en minoría dentro del tercer Consejo Universitario, para tratar de imponer a consejeros afines a su administración. Estas maniobras se llevaron a cabo por medio de un órgano electoral a modo que eliminó arbitrariamente a nueve fórmulas de estudiantes y académicos oposicionistas que habían logrado la mayoría de los votos, y se añadieron cinco perdedoras cercanas a la rectoría, tratando con ello de controlar el consejo, máximo órgano de gobierno de la universidad, que ahora mismo no existe como tal, ya que la entidad que se ostenta con este nombre y firma desplegados es un organismo ilegal e ilegítimo que usurpa funciones y sólo cuenta con 22 de los 55 escaños con derecho a voto. La toma de varios planteles de la UACM y el paro que se prolonga por más de un mes constituyen la respuesta estudiantil a este verdadero golpe de Estado llevado a cabo por las máximas autoridades y por quienes, en minoría dentro de los sectores de profesores y estudiantes, defienden posiciones favorables a la rectora.

El conflicto tiene antecedentes cuyo origen coincide con la llegada de la doctora Esther Orozco a la rectoría. Esta funcionaria se ha enfrentado al sindicato, al que percibe como un estorbo; a los académicos nacidos en otros países –que los empleados de rectoría tildan de "legión extranjera", en una franca campaña xenófoba que, como señala el poeta David Huerta, contradice la tradición generosa, hospitalaria y humanitaria de la izquierda y el pueblo mexicanos–; a los estudiantes y profesores, de quienes se expresa en forma denigrante, favoreciendo a un círculo cercano y dividiendo a una comunidad académica que recién iniciaba con dificultades el desarrollo pleno de su institución.

En la revisión salarial de 2010, las autoridades rompieron las negociaciones con el sindicato e instaron a los trabajadores a solicitar de manera individual el incremento ofrecido por la universidad de 2.76 por ciento, muy por debajo de la inflación, acción de corte neoliberal que coincide plenamente con el espíritu y la letra de la reforma laboral propuesta por Felipe Calderón y apoyada por los partidos de Estado. Pero las acciones antisindicales de rectoría fueron más lejos, al retener ilegalmente las cuotas de sus agremiados, despedir injustificadamente a trabajadores considerados "conflictivos" por sus actividades y posiciones críticas, o "peligrosos" por su conocimiento de la situación presupuestal, reteniendo prestaciones colectivas e instrumentando a través de la Coordinación de Servicios Administrativos una férrea disciplina entre los trabajadores y una degradación del entorno laboral. Este ambiente inquisitorial y persecutorio se extendió a las áreas de difusión y a la academia misma, siendo cesados, "suspendidos", rescindidos de su contrato o citados a proceso: Eduardo Mosches, John Hazard, Claudio Albertani, entre otros, acusados de "falta de manejo y administración de los bienes", "amenazas", "violencia verbal" y otras linduras que las patronales utilizan para castigar a disidentes no cooptables.

Si la situación de la UACM era ya preocupante, en las últimas semanas ha tenido lugar una peligrosa escalada del conflicto. El viernes 7 de septiembre, un grupo de taxistas piratas, habilitados como porros y liderados por Jacobo Venegas –uno de los consejeros estudiantes impuestos por la rectora– intentó tomar el plantel Cuautepec por la fuerza. No lo lograron porque los académicos ahí presentes hicieron una valla humana para impedir el atropello. Acto seguido, la noche del sábado al domingo siguiente repitieron la provocación, esta vez disparando balas al aire. Es gravísimo que las autoridades de la UACM no se hayan deslindado de esos hechos lamentables. Ni la rectora Orozco, ni el secretario general, Jesús Fandiño, ni la coordinadora académica, Minerva Camacho, ni el abogado general, José de Jesús Ubaldo Izquierdo, ni la contralora Verónica Cuenca han pronunciado una palabra al respecto. La administración tampoco manifiesta disposición a solucionar el conflicto, ya que sus delegados en las mesas de diálogo se muestran más interesados en impedir cualquier posibilidad de entendimiento que en lograr avances para llegar a la apertura de los planteles y el retorno a las actividades de docencia e investigación. Por si todo esto fuera poco, el jueves 20 de septiembre la rectora encabezó una marcha de unas 60 personas entre estudiantes, trabajadores técnicos y manuales, que se apersonó en actitud retadora a las afueras del plantel Del Valle, tomado por el movimiento estudiantil. Lejos de sentar las bases para lograr el regreso a clases y la normalidad institucional, la autoridad parece optar por la vía del enfrentamiento radical, lo cual quedará como su responsabilidad política y moral frente a la opinión pública.

¿Existe una solución? Sí, y es sencilla. El gobierno capitalino tiene que respetar la autonomía de la UACM y dejar de sostener a una administración corrupta, corruptora e indefendible. La doctora Esther Orozco tiene que aceptar los resultados de las elecciones que no la favorecieron y dar pie a la instalación de un Consejo Universitario legal y legítimo, tal como salió de las urnas. Ambas acciones serían una demostración de sensatez y respeto a los procesos democráticos básicos. Cada día de retraso en solucionar el conflicto va en detrimento de sus estudiantes y su planta laboral, y significa una agresión inadmisible a esta joven universidad de la capital de la República.

Ver en línea : Expresa UACM

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 128 / 4315596534

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License