Ké Huelga Radio

Documentos del Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas Anticapitalistas

Domingo 3 de junio de 2012 por EdeN

Declaración de clausura

Declaración de clausura del Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas Anticapitalistas

Cherán. Mayo. 2012.

Hermanas, hermanos de la comunidad de Cherán K´eri.

Hermanas, hermanos de las organizaciones, colectivos, comunidades y pueblos presentes en el encuentro.

Hermanas, hermanos que no pertenecen a ninguna organización pero igual resisten y luchan.

Quienes integramos la Red de Resistencias Autónomas Anticapitalistas deseamos dar nuestra palabra.

Compañeros, compañeras, nos hemos reunido estos 4 días para encontrarnos en torno del digno ejemplo de autonomía de Cherán que muestra ventanas hacia el mañana. Nos hemos reunido para dialogar sobre nuestras luchas en contra del capital, en contra de la guerra la muerte, en defensa de la madre tierra y para conocer e intercambiar nuestras voces y palabras sobre la construcción de nuestras autonomías.

De muchas ciudades y pueblos, de la costa y de la sierra, hemos caminado desde Chiapas y Guerrero, de Oaxaca y de Puebla, desde Sonora y Jalisco, de Morelos y de la Ciudad de México, de Querétaro y Veracruz, de aquí en Michoacán y Durango, del Estado de México y San Luis Potosí, desde Hidalgo y muchos países para llegar aquí al corazón de Cherán, al centro de una resistencia ejemplar para decir AQUÍ ESTAMOS! NO ESTAN SOLOS!. AQUÍ ESTAMOS! Su lucha es la nuestra! Su lucha, la de la autodeterminación también es nuestro sueño, su camino el de la autonomía, también es nuestro andar, su lucha, contra los malos gobiernos es también nuestra resistencia, en su voz se multiplica la nuestra haciendo muchas y una a la vez, que exige libertad! Justicia! Autodeterminación! Autonomía!. Cerca de 500 voces del campo y de la ciudad venimos a este digno pueblo a encontrarnos, a soñar, a luchar, a aprender y caminar el andar de los pasos purépecha.

Hermanas, Hermanos, muchas han sido nuestras voces estos cuatro días. Muchas nuestras historias. Muchos los saberes que hemos compartido. Mucho también el trabajo y las manos que hicieron posible este encuentro. Tenemos que mostrar nuestro reconocimiento y agradecimiento a quienes construyeron baños y regaderas, a quienes conectaron sonidos y amarraron lonas; a quienes desde la comunidad nos alimentaron con cariño; a quienes nos recibieron en su pueblo y a quienes desde hace meses trabajaron duro para construir este encuentro. Para todas y todos ellos, les agradecemos su trabajo y cansancio, su esfuerzo y desvelo para construir esta iniciativa, que es una herramienta, entre muchas, para caminar hacia el mañana.

Esta red de resistencias, queremos también agradecer a todas y todos los asistentes. Por haber venido desde lejos a hablar y encontrarnos. Les agradecemos su disposición y colaboración. Sus fogatas con nombres novedosos y su trabajo para vivir juntos estos cuatro días. Sus saberes y sus voces en las cerca de 40 actividades, su alegría nocturna que desveló a muchos pero que llenó de música la noche. Queremos agradecer a todas y todos por haber hecho posible vivir juntos cuatro días a través del trabajo conjunto, la cooperación y el apoyo mutuo.

Sin embargo, esta red de resistencias, además de agradecer queremos también hacerles tres propuestas a todas y todos. Así como propusimos este encuentro, queremos hacer tres propuestas para la acción conjunta. No son propuestas que recojan toda la diversidad y la palabra que se dijeron en este encuentro. Son tres propuestas sencillas para seguir caminando juntos, seguir encontrándonos, seguir luchando uniendo nuestras voces.

Queremos proponer que este Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas Anticapitalistas pueda pronunciarse a favor de la libertad de todos los presos políticos en el país y en especial de la libertad de Alberto Patishtan y Francisco Santiz Lopez, Base de Apoyo del EZLN. Proponemos además que este encuentro pueda pronunciarse en apoyo a la ocupación realizada por Altépetl con base en el documento que leeremos en un momento.

La primer propuesta es continuar el diálogo sobre la resistencia al capital, la defensa de la madre tierra, la lucha contra la guerra y sobre la construcción de autonomías. Las relatorías de este encuentro se enviarán a todas y todos los asistentes y se publicarán en línea para ser difundidas. Que mantengamos la comunicación para actuar unidos cuando sea necesario.

Para ello, les hacemos como red una segunda propuesta. Les proponemos a todas y todos los asistentes, de manera respetuosa que si así lo desean, después de discutirlo mantengan algún nivel de coordinación con esta red de resistencias autónomas anticapitalistas. Quienes no pertenecen a ninguna organización les proponemos que conformen alguna forma organizativa, algún comité, alguna célula, algún colectivo que nos permita mantenernos enlazados para luchar. A las organizaciones y colectivos participantes les proponemos también que mantengan la comunicación y coordinación horizontal con esta red respetando las autonomías y las diversidades pero también atendiendo a la necesidad de coordinarnos cuando sea necesario. Finalmente (a las organizaciones o colectivos o individuos que puedan conforman alguna forma organizativa y sientan afinidad con nuestros planteamientos anticapitalistas y de autonomía los invitamos a comenzar a explorar su participación en esta red si encontramos el modo de respeto y el modo de hacer política donde podamos construir y caminar juntos.

Finalmente pensamos, que más allá de nuestras diversidades, de nuestras diferencias, de nuestras distancias, nos une nuestro reconocimiento y nuestra solidaridad con nuestros hermanos de lucha aquí en Cherán. Es por ello que esta Red queremos proponerles a todas y todos los participantes de este encuentro, organizados o no, que coordinemos para el mes de septiembre, una gran jornada de apoyo y solidaridad con la digna lucha del pueblo de Cherán. Que en todas nuestras escuelas, en todos nuestras ciudades y estados, en todas nuestras comunidades, en todos nuestros espacios, en todos nuestros barrios y comunidades podamos reproducir la voz de Cherán, esa que grita dignidad y autonomía con foros, con festivales, con conciertos, con mesas, con movilizaciones, con exposiciones o con lo que cada uno de nosotras y nosotros podamos hacer, podamos realizar esta jornada nacional de solidaridad y apoyo a Cherán.
Les proponemos que cada uno regrese a sus lugares de lucha y discuta estas tres propuestas y nos haga saber su respuesta. Esta red de resistencias anticapitalistas facilitará la comunicación entre todas y todos y en su caso, facilitará la coordinación de la jornada nacional en apoyo a Cherán.

Hermanas, hermanos, quizá hay mucho más que hacer en esta lucha contra la dominación, contra el capital, contra la destrucción. Sin embargo podemos caminar juntos en cosas sencillas, pero que también nos van acercando y uniendo en la diversidad. Les dejamos estas tres propuestas para la discusión.

Compañeros, compañeras. Hemos llegado al final de este Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas Anticapitalistas. Sin embargo la lucha sigue. La lucha por dignidad y autonomía sigue. La resistencia a los señores del poder y del dinero continúa. La construcción de autonomías y libertad permanece. Este encuentro es sólo un momento, una parada, unos días para encontrar y encontrarnos en la otra, en el otro y saber que somos muchos los que con nuestras manos y nuestros sueños no estamos esperando al cambio mañana sino que día a día tratamos de construir un mundo otro.

VIVAN LOS PUEBLOS EN RESISTENCIA!

VIVAN LAS AUTONOMIAS EN TODO EL PAIS!

VIVA EL DIGNO PUEBLO DE CHERAN!


El Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas y Anticapitalistas celebrada en la comunidad de Cheran los días 24, al 27 de mayo se pronuncia por la libertad inmediata de tod@s los pres@s Politic@s del país y el cese de las ordenes de Aprehensión en contra luchadores y luchadoras sociales, en particular por el traslado a Chiapas y posteriormente de la Libertad Inmediata del profesor Alberto Pathistan, detenido en el CEFERESO de Guasave, Sinaloa y del compañero base de apoyo Zapatista Francisco Santiz López, detenido en el CERESO número 5 de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

¡¡¡Presos Politic@s Libertad¡¡¡¡


Relatoría mesa 1

Construcción de Autonomías y alternativas de autoorganización

En esta mesa temática se desarrolló un intercambio de experiencias, opiniones y perspectivas sobre los diferentes procesos autonómicos de los que sus integrantes han sido parte o han tenido noticias.

Reflexionamos sobre las dificultades que implica la construcción de nuestras autonomías así como de los riesgos que se corren al intentarlo; se dijo, entonces, que vale la pena siempre correr el riesgo porque es necesario oponerse y avanzar en la construcción de alternativas a la desigualdad e injusticia que proponen los Estados. Hablamos de la pluralidad de nuestros procesos, por ello, decíamos, más que hablar de autonomía debe hablarse de autonomías, puesto que existen diferentes formas de ejercerla, de acuerdo con el lugar y las condiciones en que se desarrolla, por ejemplo, acá en Cherán, una forma de hacerlo es a través de afirmarla como parte sus usos y costumbres, de su cultura. Es necesario entender las autonomías desde nuestras localidades, comunidades, barrios y organizaciones y proyectarlas hacia afuera.

La Autonomía, se dijo también, implica la renuncia a cualquier tipo de relación con los partidos políticos, con el poder de los de arriba. Creemos que la autonomía la vamos logrando en la medida en la que tomamos conciencia del control ideológico y político que ejerce el Estado; de la manipulación que busca con los programas educativos y los medios masivos de comunicación, la suplantación de las voluntades y las ideas que impone a través de sus partidos políticos y el abuso que despliega con sus asistencialistas programas de gobierno.

La Autonomía es un proceso amplio que comprende varias dimensiones como son la política, económica, social, cultural. Es importante romper con las divisiones que el mundo capitalista ha impuesto entre estos aspectos de la vida y entender que no puede haber autonomía si ésta no comprende la realidad social como un todo. Hablar de autonomía es también hablar de la autodeterminación de un gobierno, de la reivindicación de diferentes culturas y modos de ser. Su construcción necesita involucrar a todos y a todas en el proceso, con su pensamiento y formas diversas, construir procesos amplios, incluyentes; juntando las voluntades individuales, transformando nuestras conductas particulares, pero siempre entendiéndolas desde una perspectiva colectiva. La educación, la cultura, la salud, la seguridad y la defensa del territorio son elementos fundamentales para su construcción, defensa y fortalecimiento.

Como reto se planteó entender los límites de nuestros procesos autonómicos y trazar estrategias que nos permitan trascenderlos. Se dijo que nuestras autonomías encuentran un límite en la medida que se topan con la realidad capitalista que trata de reintegrarnos al sistema a través de sus instituciones. Cuando los estudiantes salen de nuestras escuelas autónomas en las ciudades, por ejemplo, tienen que enfrentarse a la vida institucional que les exige un documento que los certifique. Por otro lado, la guerra contra el pueblo que nuestro país enfrenta disfrazada de “guerra contra el crimen organizado” es un ejemplo más de que no basta concentrarnos en el despliegue de nuestra vida autonómica, es necesario acabar con la dominación del capital. Si nos siguen asesinando, ¿cómo vamos a luchar?

Para fortalecer nuestros procesos es importante tener presente nuestras debilidades y remontarlas. Se habló de los problemas que implica la distancia física entre los espacios donde se construye autonomía, así como de las diferencias entre sus contextos. No puede entenderse igual el proceso que se construye en el campo y en la ciudad, en los centros urbanos y en su periferia, en las escuelas y en los barrios. Para que las autonomías funcionen es necesario tener presente el análisis y la autocrítica constante, ningún proceso es estático ni perfecto, es necesario siempre repensarlo y transformarlo, aprendiendo de las demás experiencias, acercándonos, conviviendo, solidarizándonos.

Hablamos también de la necesidad de colocar nuestras coincidencias por encima de las diferencias; es importante construir nuestras organizaciones, pero es más hacerlo cuando eso permite que la organización se fortalezca, pensamos que nuestros procesos son importantes por sí mismos, pero se vuelven trascendentes en la medida en que se encuentran con los otros, como en este encuentro que se está realizando. Para caminar juntos, hay que aceptar la importancia de no estar de acuerdo y avanzar sobre los ejes que nos unen. Hay que hablar, se dijo, entre los que estamos de acuerdo, pero hay que hablar más aún con los que no estamos de acuerdo, establecer relaciones basadas en el respeto y andar sobre acuerdos mínimos, buscando consensos. Debemos superar nuestras diferencias para identificar juntos que el enemigo está en el poder del Estado y en los instrumentos con que lo ejerce, desde los Partidos Políticos hasta los aparatos represivos como la policía o el ejército. Trabajar en conjunto, sobre la base de objetivos comunes, para defendernos entre todos en caso de represión, por ejemplo. Porque comprendemos la relevancia que tiene cada una de las luchas, hay que defenderlas.

Reconocemos en el pueblo de Cherán K’eri y el proceso que están desarrollando un ejemplo de la necesidad que existe de construir autonomías, pero sobre todo, de que la utopía es posible. Que es posible construir el diálogo, que es posible anteponer la seguridad y la justicia, la autonomía, a las diferencias. Que es posible la organización sin los partidos y también que sólo todos juntos y juntas podemos remontar el miedo para avanzar en la construcción de otro mundo.


Relatoría mesa 2

Defensa de la Tierra y boicot al capital

PARTICIPANTES:
Puebla
Guadalajara
Uruapan
UDG
ENAH
FPDT
Noruega – Org LAC.
Uruguay- contra impunidad, Montevideo
Risoma Radio Qro.
CARCHZ
Colima- Circulo ometeotl
Frente de pueblos del Anahuac
Brigada multidisciplinaria de apoyo a comunidades de México
Colectivo Memoria -DF
Galería Autónoma
Alianza un Salto de Vida
Miserables libertarios
Biblioteca Popular
Colectivo Mala Calle
JRA
Alemania – trabajo con Zapatistas
Puebla – El Taller: Centro de sensibilización y educación humana
UNISUR
FPFVI
Ratio
Cultura urbana Irecua
Mexican Sound System
Voces de mujeres
Organizaciones Indias por los derechos humanos en Oaxaca- Oaxaca
Palabras pendientes
Jóvenes en resistencia
Marea Creciente

MESA DE TRABAJO: DEFENSA DE LA MADRE TIERRA Y BOICOT AL CAPITAL

El capitalismo es un sistema que a lo largo de 500 años ha venido despojando y saqueando nuestros bienes comunes como estrategia para la acumulación y reproducción del capital. Se ha tratado de un reiterado cercamiento de lo común que si bien en estos últimos años presenta novedades lo entendemos como un proceso histórico más largo en donde las resistencias de hoy se tejen con las luchas pasadas.

La lógica del capital obedece a la obtención de la mayor ganancia en el menor tiempo posible. El capitalismo tiene que crecer y con ello la explotación del hombre y de la tierra para la acumulación de recursos monetarios. Podemos ver cómo las sociedades capitalistas a partir de su dependencia con los combustibles fósiles han generado procesos de extracción, producción, distribución y consumo simplemente insostenibles. No son sólo procesos de despojo los que estamos viviendo, sino de profundas afectaciones ambientales como las que viven los compañeros del salto en Jalisco por la contaminación del Río Santiago.

La insustentabilidad del capital se basa en una profunda contradicción en actuar como si los recursos naturales fueran infinitos en un planeta finito. El capital avanza sobre y a pesar de la vida, junto con su enorme capacidad de extracción y clasificación de los recursos que este determina poniéndole precio a cada uno de ellos.

Las relaciones de dominación y explotación son largas y profundas, no sólo entre seres humanos, hombres y mujeres, sino también del hombre por encima de otras especies no humanas que habitan el planeta. El pensamiento de occidente –el eurocentrismo- ha sido crucial para configurar el dominio antropocéntrico, en el que se cree que el hombre es el único ser que tiene alma –como dios- y esto lo ha posicionado en el centro de las relaciones del mundo vivo. El antropocentrismo se ha conformado como uno de los pilares más importantes del patrón civilizatorio dominante –el capitalista-.

A diferencia de las sociedades orientales que conciben a la tierra y los seres humanos como parte de una red más compleja de interrelaciones sociales. En las que todos los seres vivos tienen un alma y ninguno es superior a los otros, simplemente somos parte de lo mismo. La diversidad biológica va de la mano de la diversidad cultural, el desarrollo espiritual y comunitario está entrelazado con nuestra relación con la tierra. El despojo además no sólo se da en los bienes materiales, sino también en los bienes inmateriales como la cultura. Se trata de visibilizar otras formas de despojo, algunas de ellas imperceptibles o que seguimos viviendo en el ámbito privado, como es el trabajo de las mujeres en el hogar.

El individualismo, el sedentarismo, una vida llena de falsas necesidades, son parte de los rasgos que el capital busca imponernos permanentemente como modos únicos de relación en nuestro paso por la tierra, y también de la homogeneización del pensamiento y la colonización de este.
El Estado en este proceso de acumulación sirve para facilitar y abrir camino para el capital. El Estado es también el capital.

Del mismo modo, la tecnología y la ciencia han servido históricamente al capital para dominar a la naturaleza y a los seres humanos, y no para satisfacer las necesidades reales de las comunidades y su entorno, sino para la reproducción y mantenimiento del capital.

También pensamos que desde la década de los setenta y ochenta con las políticas del neoliberalismo se ha profundizado la voracidad del capital en su lógica de mercantilización y privatización de la vida. En México el artículo 27 constitucional fue crucial para la desestructuración de las formas de propiedad comunitarias y sociales de la tierra. El TLC y decenas de iniciativas han venido impulsando un proceso de desmantelamiento y privatización de los bienes comunes, con apoyo de los organismos financieros internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional. Se trata de avanzar sobre lo que queda, lo cual en su mayoría se encuentra en territorios sagrados o con presencia de pueblos indígenas que están íntimamente relacionados con esos bienes y en esa unidad constitutiva está garantizada su propia sobrevivencia.

También vemos que hay nuevas políticas y mecanismos que se están validando como parte de las falsas soluciones a la crisis ambiental y con ello la consolidación de un nuevo paradigma mejor conocido como el de la economía verde o capitalismo verde. Los sistemas de pantentamiento o la REDD es uno de estos mecanismos a través del cual los gobiernos y las empresas se están adueñando de los bosques, o peor aún, del aire para que los países más industrializados sigan contaminando.

De la mano de la explotación laboral y de la subsunción de los bienes comunes va también la estrategia del capital especulativo y financiero y del crimen organizado, del narcotráfico y de otros ámbitos de la economía voraz. La explotación y el trabajo humano nunca dejan de ser necesarios, sólo se imponen sus formas para el trabajo especializado.

A pesar de todo esto, las formas en que podemos hacer frente al capitalismo dependen en un principio de asumirnos y entendernos como sujetos de transformación social, capaces de cambiar esta realidad. Las estrategias para hacerlo son diversas y deben responder a las necesidades de cada una de las luchas sin perder de vista que tenemos un enemigo común; la articulación y la unidad nos brindarán fuerza. Necesitamos ser realistas pero nunca derrotistas ante la ofensiva del capital.

Las resistencias y alternativas que podemos generar son muchas, una de las más importantes es la construcción de otras formas de producción autónomas y autosustentables entendiendo que una verdadera sustentabilidad no puede existir dentro del capitalismo. Producir y compartir nuestros alimentos, así como la generación y recuperación de métodos tradicionales de cultivo y producción lo más apegadas a las dinámicas de la tierra y de quienes la habitan. Rescatar la sabiduría ancestral, indígena y campesina. Conocer, rediseñar y mejorar esta tecnología.

Para ello, debemos ser responsables de nuestro consumo y también de nuestro trabajo, crear alternativas a las formas actuales. Otras formas de intercambio como el trueque y la creación de redes alternativas que articulen las nuevas formas de producción, consumo, y distribución.
Hay que buscar distintas formas de resistir contra el capitalismo y de generar alternativas de organización contra proyectos masivos de vivienda, industria, minería, presas, monocultivos, en manos de las grandes empresas. Otros proyectos que van en contra de la lógica del capital y que buscan proteger a la madre tierra se constituyen como resistencias y alternativas contra el sistema, como los proyectos autosustentables o de protección, defensa de los bosques y otros ecosistemas en territorios donde el capitalismo tiene intereses y busca apropiarse de estos territorios. Son ejemplos la reforestación, la protección de bosques, selvas, ríos, mares, métodos de producción alternativos y la autodefensa de estos territorios.
Es importante ver que el capitalismo no sólo está basado en la relación de dominio entre el hombre y la tierra, sino también en las relaciones día a día con el otro, entre hombres y hacia las mujeres. Es necesario romper desde todos los espacios con estas relaciones de dominación.

El capitalismo se las ha ingeniado para reforzar y reproducir estas relaciones de dominio a todos los niveles, es por eso que se vuelve importante que las resistencias y alternativas contemplen también todos estos niveles. Es necesario hacer evidente el despojo no sólo de los recursos naturales sino también de las culturas y el trabajo de las personas que han ocupado históricamente los territorios. El territorio se constituye pues, como un centro de construcción de cultura e identidad que estorba al capitalismo.

Las estrategias que el sistema utiliza son muy diversas, desde querer arrebatar la tierra, que no se vende a ningún precio, hasta el desplazamiento y las guerras contra los pueblos. Una de las principales herramientas es la manipulación de la información, la publicidad como un medio de control de ésta y de control de la verdad.

Es importante cuestionar si la lucha por la defensa de la madre tierra implica dejar ciertas comodidades a la que se nos acostumbra o se nos hace creer que necesitamos. Debemos re significar el sentido de las cosas, por ejemplo de la tecnología.

Entender el papel de la ciencia y la función que se le da y para quién está siendo creada. Comprometer al desarrollo de la ciencia y la teoría con el bienestar natural. No ver a la academia como el único espacio para plantear preguntas, respuestas o soluciones a los ataques por medio de explotación, privatización, mercantilización o despojo, sino voltear a los procesos con la experiencia y articularnos contra el capitalismo y para la construcción del mundo diferente que queremos para todos.

Hay múltiples experiencias que desde abajo reivindican y reproducen expresiones culturales y artísticas como el teatro del oprimido, la literatura, la música, las fiestas comunales o vecinales, el tequio. Estas formas de construcción comunitaria son un obstáculo para el capital pues reconstruyen el tejido social y reproducen otras formas de ver el mundo y de producir la vida. Son luchas contra la homogeneidad del capital.

Al igual que nosotros, somos muchos y muchas las que estamos tratando de negar, boicotear, dejar de producir capitalismo y también construir o reafirmar alternativas. En América Latina ha emergido con notable fuerza el paradigma del Buen Vivir, principalmente en Bolivia y Ecuador, como parte de una herencia de las formas sustentables de los pueblos indígenas con la madre tierra. Pero también son muchas las otras experiencias que en las ciudades, donde el capital y el Estado son muy fuertes y sus abstracciones son muy penetrantes, hay gente común –como todos nosotros- que lucha y busca construir experiencias agroalimentarias, de consumo, distribución de otra economía, pero también de otra política, a través de la recuperación de lo público, de lo común y contra el monopolio de la política en manos del Estado.

Por todo esto creemos que el boicot al capital debe darse en todos los espacios de la vida, en las ciudades y en el campo, desde los espacios más cotidianos y moleculares hasta los espacios más generales, se trata de rehacer y recrear comunidad. La defensa de la madre tierra, de los bienes naturales y de lo común implica continuar la batalla contra el capital, nuestra sobrevivencia depende de eso, de nosotros pero también de los demás seres vivos que habitan el planeta.


Relatoría mesa 3

ALTO A LA GUERRA

Los participantes de la Mesa de Diálogo número tres, “Alto a la Guerra” desarrollamos un interesante, plural y amplio debate alrededor de la situación de Guerra que se vive en el país.

Es en este sentido que vemos cómo la escalada en la violencia que se ha generado en el último sexenio es cubierta con un falso discurso en donde se dice que el enemigo son los carteles de la droga, pero en realidad hablamos de una estrategia del Gobierno Federal para establecer un control militar contrainsurgente operado desde las agencias de inteligencia de EE.UU. Es parte de un proyecto imperialista que se expande por todo el mundo. Es una decisión de la pequeña oligarquía mundial.

Estados Unidos se declara preocupado por su seguridad nacional y establece acuerdos bilaterales de cooperación en términos de “seguridad interna” como el Plan Mesoamérica o la Iniciativa Mérida, que en gran parte está basada en el Plan Colombia, que permite la introducción de trabajos de inteligencia estadounidense en nuestro territorio, otorgan financiamiento a las agencias militares y policiales mexicanas, las entrenan en labores de contrainsurgencia, control de la población y represión. La injerencia de agencias de inteligencia militar estadounidense en México, en forma de convenios de cooperación bilateral para lo que ellos llaman “seguridad”, es parte de la estrategia de colocación de cabezas de playa en Latinoamérica como parte del control geopolítico de recursos estratégicos en la región.

La reactivación y fortalecimiento de grupos paramilitares está siguiendo esta misma lógica y el mismo propósito, el de desarticular todo esfuerzo de organización que desafíe los intereses de la clase dominante, que ha perfeccionado las formas de represión. La “guerra sucia” que se desplegó en contra de las organizaciones y grupos armados de forma selectiva es ahora una ofensiva generalizada que mantiene al pueblo en un estado de shock permanente que inmoviliza cualquier intento de disidencia y facilita la impunidad sistemática, el saqueo, las injusticias y la creciente desigualdad.

Sabemos que para los de arriba es necesario recrudecer las condiciones de precariedad a las que se enfrenta el pueblo y avanzar en la acumulación concentrada de capital, mantener a la alza los índices de ganancia a como dé lugar, por lo que evidentemente las garantías individuales y los derechos humanos empiezan a convertirse en un problema que obstaculiza la dinámica de depredación que las transnacionales han instaurado a nivel global. Es entonces que el crimen organizado toma un papel distinto, el nivel de complicidad que tiene con la estructura gubernamental desmiente la percepción de que el Estado esté infiltrado por el control de estas mafias, en realidad, trabajan conjuntamente; el Estado se desdibuja como poder. Tal es el caso, por ejemplo, de ex militares que fueron entrenados por el propio Estado mexicano para labores de contrainsurgencia y control del territorio, algunos ex kaibiles que actúan como fuerzas de ocupación, en una lógica de guerra de aniquilamiento.

Es necesario caracterizar la nueva guerra que se presenta y desentrañar el fondo de este ataque, entender que cada comunidad, cada localidad, cada región, cada actor, enfrenta una ofensiva diferenciada y necesitamos entender cómo funciona, cómo opera el Estado en las diferentes condiciones. No es lo mismo la Guerra de Baja intensidad en Chiapas que la Guerra en Ciudad Juárez, o la Guerra en Cherán; son formas de dominación distintas, pero al final no podemos perder de vista que es la misma Guerra.

El crimen organizado se va apoderando del control de los territorios, de la economía, de la seguridad, le pone precio a la vida misma. Han construido toda una cultura de la violencia y la muerte, aprovechan la condición de exclusión de los jóvenes para obligarlos a veces a sumarse a las filas del crimen. Se ha desbaratado el tejido social, se ha debilitado la capacidad de cohesión de la sociedad civil y de reacción de las organizaciones sociales

Necesitamos entonces reconstruir el tejido social, necesitamos construir comunidad, no esperar que el Estado se haga cargo de su tarea, pues ellos son los representantes de la clase en el poder, y somos nosotros, los de abajo los que podemos conformar alternativas reales.

Para esto necesitamos profundizar también la discusión a nivel local, conocer las necesidades de cada comunidad, de cada sector. No podemos dejar que el miedo se apodere de nuestras acciones y al mismo tiempo debemos ser muy reflexivos para tomar decisiones.

En Cherán estamos viendo la esperanza que esta renaciendo en el Pueblo de México, pues son un ejemplo de organización comunitaria, de una lucha valiente por su territorio y en defensa de la Madre Tierra, una construcción más de Autonomía con el ejercicio del poder popular y la democracia directa que toma las decisiones de comunidad. Pues reivindicamos la capacidad del pueblo para organizarse, defenderse y resolver sus propios problemas. Hoy debemos entender que la victoria de Cherán es una victoria de todos, que todos somos Cherán. Que la solidaridad con Cherán y con todos los pueblos que luchan es una sola.

Debemos reconocer nuestra interdependencia, entre organizaciones, colectivos, luchas, resistencias y corazones, porque al final hablamos de una sola lucha: contra aquellos que nos explotan, que nos excluyen, que nos asesinan, que nos despojan o que usurpan la representación del pueblo.

Para caminar juntos necesitamos compartir nuestras visiones, necesitamos encontrarnos en el diálogo, en la palabra, con nuestras diferentes formas de hacer y de pensar, con el arte, la cultura, la educación como formas de construir otras relaciones y una sola fuerza que detenga la masacre contra el pueblo. Compartiendo y aprovechando las herramientas que a lo interno de nuestros procesos hemos construido.

La discusión en la mesa Alto a la Guerra fue en términos generales e intentando hacer una reflexión amplia y destacando todo lo anterior, pero además se hicieron algunas propuestas que creemos importante mencionar:

 Sumarnos a los Bordados por la Paz que se organizan en las Plazas de Morelos y la Ciudad de México.

 Realizar un mapeo de la situación a nivel nacional.

 Elaborar un pronunciamiento en solidaridad con el Pueblo de Cherán

Mesa 3 del Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas Anticapitalistas

Cherán K’eri Michoacán a 26 de mayo de 2012.


titre documents joints

3 de junio de 2012
info document : PDF
192.3 KB

3 de junio de 2012
info document : PDF
87.1 KB

3 de junio de 2012
info document : PDF
75.6 KB

3 de junio de 2012
info document : PDF
90.1 KB

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 274 / 4315535417

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License