Ké Huelga Radio

Noviembre, democracia y revolución….

Sábado 5 de noviembre de 2016

La palabra democracia, y las reflexiones en torno a ella, alumbraron las semanas previas a este Noviembre.

En fechas recientes se anunció una iniciativa política que pone en cuestión el racismo y el desprecio de la política institucional hacia los pueblos indígenas de nuestro país, México. Como resultado del Quinto Congreso del CNI -y a iniciativa del EZLN- se ha llevado a consulta entre los pueblos que le conforman la posible postulación de una candidatura independiente a la Presidencia de la República; envestidura que portaría una mujer indígena, cuyas decisiones estarían supeditadas a un consejo plural conformado por representantes de los pueblos originarios de nuestra tierra. Ante la posibilidad de ello, ha sido vergonzante la reacción de buena parte de quienes habitan el triste panorama de la vida política y electoral. Ante la andanada de insultante retórica, expresamos aquí nuestra solidaridad con los pueblos indígenas de nuestra patria.

A falta de más información, que habrá de hacerse pública en meses próximos, tenemos sin embargo que manifestar nuestro disenso sobre el camino que, en perspectiva, se han propuesto recorrer. La Casa de Todas y Todos tiene como objetivo la recuperación de la memoria histórica de nuestra organización madre, las Fuerzas de Liberación Nacional, de cuyo seno nació también el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, fundado el 17 de noviembre de 1983 por militantes profesionales surgidos de sus filas. Como hemos afirmado en ocasiones anteriores, la recuperación de la memoria histórica tiene para nosotras y nosotros un propósito presente, y un deber con el futuro.

Las lecciones que esa historia nuestra nos arroja, señalan con claridad que la liberación de los pueblos es un arduo proceso, que reclama un constante sacrificio; que evade las falsas opciones de la democracia liberal; que no se construye desde los espacios que el poder otorga; que se arrebata mediante la insurrecta organización de quienes día tras día viven el oprobio del engaño, la explotación, el despojo, la persecución y la muerte. Nuestros sueños -se dice entre rebeldes- no caben en sus urnas. Nuestras acciones y esfuerzos, en consecuencia, están forzados a gravitar en torno a otros eventos, esos que constituyen elementos reales, concretos, en el tránsito hacia la verdadera libertad.

Lo falso no se torna verdadero porque en medio de ello discurran esfuerzos nobles. La historia, en más de una ocasión, nos muestra que las condiciones que hacen posible la perpetuación de la pesadilla inmunda que es el capitalismo, se fortalecen en la medida en que se participa de sus normas, tiempos y espacios; doblemente aún, si quienes deciden participar son los mismos quienes dicen abanderar su erradicación final. Mucho se ha escrito sobre ello, muchos pasos se han andado para evitar esos abrevaderos.

No hallamos en el panorama señales objetivas de que estas lecciones históricas no sean válidas hoy, en nuestro México presente, como no las hallaron en su momento quienes participaron en los procesos históricos que llevaron de un seis de agosto de 1969 a un primero de enero de 1994. La explotación es más intensa, el despojo se ha extendido, la represión sacude a nuestra patria, con decenas de miles de desaparecidos y más de cien mil muertes. El Estado, ese que se legitima mediante un viciado e inoperante proceso electoral, sigue desapareciendo, persiguiendo y asesinando estudiantes; sigue encarcelando a luchadores sociales disidentes.

Nunca en su historia las FLN invitaron al pueblo a votar, ni dedicaron el más mínimo esfuerzo a respaldar a candidato alguno; nunca dejaron de señalar, con la mayor claridad posible, el profundo engaño que anida en la mal llamada “democracia” capitalista. Muchas cosas han cambiado en México y el mundo desde entonces, pero el engaño permanece incólume y al parecer aún más grande. Como en ocasiones anteriores, expresamos esta opinión, respetuosos siempre de los caminos que los pueblos decidan avanzar.

En la página 192 de su libro Chiapas a contrapelo, Andrés Aubry cita la Primer Declaración de la Selva Lacandona, y afirma:

“Somos los herederos de los verdaderos forjadores de nuestra nacionalidad, los desposeídos somos millones y llamamos a nuestros hermanos a que se sumen a este llamado como el único camino para no morir de hambre ante la ambición insaciable de una dictadura de más de 70 años encabezada por una camarilla de traidores que representan a los grupos más conservadores y vendepatrias, Son los mismos que se opusieron a Hidalgo y a Morelos, los que traicionaron a Vicente Guerrero, son los mismos que vendieron más de la mitad de nuestro suelo al extranjero invasor, son los mismos que trajeron un príncipe europeo a gobernarnos, son los mismos que formaron la dictadura de los científicos porfiristas, son los mismos que se opusieron a la Expropiación Petrolera, son los mismos que masacraron a los trabajadores ferrocarrileros en 1958 y a los estudiantes en 1968, son los mismos que hoy nos quitan todo, absolutamente todo".

Así se entiende mejor cuál es el compromiso que genera la Historia: asumir lo construido y lo padecido en ella, emprender las tareas que de ello derivan para seguir forjando la historia imprevisible que nos toca: el futuro. Es otra manera de repetir lo dicho por Wallerstein: la memoria (la historia rumiada, redigerida y puesta en acción) es “un acto social”: su Ya Basta al olvido”

Ahí siguen los mismos; acá seguiremos nosotras y nosotros, manteniendo la distancia suficiente para diferenciarnos, la necesaria para continuar trabajando; acá seguiremos, neciamente arraigados al compromiso con nuestra historia, dispuestos y dados a la tarea de siempre enarbolarla.

Efemérides

Fechas históricas importantes ocurren en noviembre. Fieles al espíritu de lucha de la organización madre que le dio origen, la Casa de todas y todos no sólo conmemora la historia sino que propone y desarrolla actividades que apuntalen, así sea modestamente, la liberación de nuestros pueblos.

El 11 de noviembre de 1817 fue fusilado por luchar por nuestra independencia Xavier Mina, el navarro, el vasco, el joven guerrillero heroico que admiramos por su internacionalismo y por su antimperialismo indeclinable. A un año del bicentenario de su sacrificio, la Casa de todas y todos ustedes inicia el camino de retorno de los ideales de Mina. Será necesario hermanar los trabajos de historiadores mexicanos y vascos que han estudiado a Fray Servando y a Mina, luchando por un mismo ideal: la independencia. Es nuestro deber hacerlo, “dignificar la historia” no son sólo palabras.

Otro acontecimiento histórico marcó la vida de los mexicanos en todo el siglo pasado, fue el inicio de la Revolución Mexicana. Un 20 de noviembre el pueblo se alzó en armas para deponer la dictadura de 30 años de una “camarilla” de científicos (así se autodenominaban), pero el inicio no marca el fin: “¡Zapata vive!, ¡la lucha sigue!” … ese grito aún resuena, pues se repite y se repite, ante la falta de justicia, democracia y libertad en la vida de nuestros pueblos.

En 1983, a 73 años después del inicio de la Revolución Mexicana, la misma organización madre, que no olvida a Xavier Mina, ni a Morelos, ni a Vicente Guerrero, que no pone fecha de caducidad a la historia, llamada Fuerzas de Liberación Nacional, instaló el primer campamento de lo que desde ese momento se llamó el Ejército Zapatista de Liberación Nacional; la consolidación de un ejército del pueblo, nos enseña la historia, es un elemento imprescindible en la verdadera lucha por la libertad, la justicia, la democracia, y la realización de las demás demandas populares, sean cuales éstas sean.

Por ahora, recibamos a todos los compañeros que han muerto en ésta larga lucha según la tradición mexicana, con ofrenda de flores y comida para su honra en los altares cada 2 de noviembre.

En éste mes recordamos al compañero Gabriel, nacido el 21 de noviembre y muerto en Nepantla. Él y todos nuestros héroes sean bienvenidos en la ofrenda que fue colocada en la Casa de todas y todos desde el sábado 29 de octubre. A la memoria de todos ellos digamos ¡Presente!

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

Grupo Editorial de la Casa de todas y todos

Noviembre, 2016.

Ver en línea : La Casa de Todas y Todos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 140 / 4315561238

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License